Fantasmas

Llegando a la segunda semana, nos adentramos con la segunda narración policiaca   de “Trilogía en Nueva York”, “Fantasmas” con más misterios y siendo  este segundo relato el más extraño  y a la vez el más original de los tres.

En el anterior relato “ Ciudad de Cristal” los temas centrales de la novela se centraban en la búsqueda de su identidad, la búsqueda  existencial, posiblemente influenciada por las muertes de su hijo y su mujer,  También  el autor hacer una reflexión sobre lo frágil que podemos llegar a ser y lo vulnerable que somos a desaparecer, a morir…como lo hacen los personajes del relato anterior.

Además destacar la gran influencia de Cervantes y de su novela de Caballerías del Quijote, que proyecta en los personajes una construcción quijotesca, obsesionados y enloquecidos por el poder transformador de la palabra.

 

En este ocasión, conoceremos a tres personajes, todos ellos con nombres de colores, Azul, Blanco y Negro,  al igual que los paisajes que describe junto con  estos tres personajes, Auster proyecta un relato  de color, encarnados en un detective privado, un escritor, y el personaje vigilado. Todos ellos, nos conducirán por medio de este complicado universo creado por Auster, a encontrar una respuesta, en lo más profundo de la psicología de los humanos.

 

Anuncios

Vitoria, un entorno de novela

A lo largo de toda la lectura se presenta una atrayente ciudad para ser paseada, conocida y disfrutada de punta a punta. La autora muestra una Vitoria muy ambientada, con un  clima veraniego y en plenas fiestas.

Se expone una ciudad con innumerables vestigios de todas las épocas del pasado, que invita sin duda a visitarse, nos habla de los parques, las  calles conocidas como la calle Dato, o la calle General Álava,  de bares y de otros lugares  que existen, que son reales y eso provoca que algunos lectores nos involucremos de forma activa en esta lectura, y que resulte mucho más creíble toda la trama. Sin embargo, otros lectores pueden considerar que la autora se recrea en exceso, en mostrar una Vitoria a la que no le falta detalle y eso, en ocasiones, hace que la intriga pierda cierto valor. También se muestra a unos variados personajes en los que la mayoría pertenecen a distinguidas familias de la ciudad…….

Os recomiendo este interesante vídeo en el que su autora hace un recorrido por los escenarios de la novela y más abajo continuo con el análisis de esta trepidante intriga.

 

Kraken, creo que acabo de encontrar una coincidencia que te puede interesar. Quisiera que fuese mi última contribución al caso.

Ven a visitarme ahora mismo, me temo que no hay tiempo que perder.

 

Así comienza una nueva etapa de la obra, en la que parece que se puede empezar a descartar, o a especular, sobre quién es el autor de los asesinatos.

El inspector Ayala, parece que sospecha del ayudante de Don Tiburcio, el cantero que restauró la ermita de San Vicentejo, pero, ¿de quién puede tratarse? ¿será uno de los personajes que ya han aparecido?

A estas alturas de la obra, ya sabemos que los gemelos no fueron gemelos sino trillizos, y que gracias a Tasio puede haber indicios que apunten a Eneko Ruiz de Gauna como autor de los asesinatos. Por otra parte, su hermana, la inspectora Estíbaliz Ruiz de Gauna parece tener claro que su hermano es inocente y que las investigaciones deben continuar en el entorno de los gemelos Órtiz de Zarate.

Aunque quizás, alejados todavía de la resolución de la trama, ahora los lectores vamos haciendo nuestras propias conjeturas. Parece claro que el asesino pretende recrear la iconografía de la ermita de San Vicentejo, sin embargo, ¿quién ha podido hacer algo así? y  ¿qué motivos le han llevado a cometer esos horribles crímenes? Si los gemelos son inocentes, ¿Qué vinculación tiene el asesino con ellos?

Estas y otras preguntas las aclararemos sin duda el próximo lunes, en el que quedamos emplazados con la obra terminada. Mientras llega el lunes, me gustaría que me dejarais vuestras opiniones sobre la obra.

 

La Ciudad Blanca y Eva Gª Sáenz de Urturi

Poco a poco vamos conociendo nuevos datos en las investigaciones del inspector Ayala y la inspectora Gauna. Al principio del capítulo 11 parecía factible que Antonio Fernández de Betoño, padre de una de las últimas víctimas pudiera estar involucrado en los crímenes, sin embargo, faltaban por leer aún más de dos tercios del libro y, era demasiado pronto para resolverse.

En esta segunda sesión, que vamos a leer hasta el capítulo 25 incluido, han salido a la luz temas interesantes como la posible vinculación de Ignacio Ortiz de Zarate en los asesinatos, hemos conocido también el secreto que atormenta al inspector Ayala y además, ¡HA VUELTO A SUCEDER!. Hay dos nuevos crímenes, un chico y una chica de treinta años con apellido compuesto como en los casos anteriores.

Superada ya la mitad de la novela, son escasos aún los avances en cuanto a la resolución del misterio, así que vamos a continuar esta intrigante obra y quizás,  en la siguiente entrada del blog, tengamos ya, datos más firmes y seamos capaces de intentar descubrir al culpable.

Hoy queremos también acercarnos someramente a EVA GARCÍA SAENZ DE URTURI, autora del libro, para conocer la vinculación de la misma con la ciudad de Vitoria y con otros aspectos que destacan en la obra.

Nació en Vitoria, a los 15 años se trasladó a Alicante, lugar de residencia desde entonces. Tras licenciarse en óptica y optometría, pasó a trabajar en el sector óptico durante diez años y posteriormente, en en la Universidad de Alicante​,

Interesada por la literatura, se puso en contacto con varias editoriales. Sin embargo, al no recibir respuesta, decidió autopublicar en 2012 La saga de los longevos a través de amazon, donde se dio  a conocer y su primera novela se convirtió en un fenómeno literario.

En 2014 publica Los hijos de Adán y Pasaje a Tahití, ambas con buena acogida. En 2016 publica la obra que estamos analizando actualmente en nuestro club virtual de lectura, El silencio de la ciudad blanca, novela negra ambientada en su ciudad natal.​ Para ambientarse en este proyecto, contactó con una academia de policía, donde hizo dos cursos de inspección técnica ocular y revelado de huellas. Según sus palabras: “Lo peor fue la inspección técnica ocular, que tienes que ver muchas fotos de crímenes y fueron dos meses muy intensos y técnicos, pero me sirvió para hacer la novela más verosímil y para escribir algo que no revolviera el estómago del espectador, quería una historia que no salpicase sangre, más elegante.” En 2017, ha publicado los ritos del agua, segunda parte de esta trilogía de la ciudad Blanca.

Además, aquí podéis ver una interesante entrevista con la autora, en la que nos habla de la obra que actualmente nos ocupa.

El silencio de la ciudad blanca de Eva García Sáenz de Urturi

Nos adentramos en el mes de noviembre, uno de los meses más oscuros de año, perfecta ocasión para darle una oportunidad a una de las obras que más “tirón” editorial está teniendo actualmente, “El Silencio de la Ciudad Blanca”, que os proponemos desde el Club Virtual de Lectura de Castilla y León y que recomendamos leer hasta el capítulo 10 incluido para analizar en esta primera entrada del blog

La trama comienza en el verano de 2016 en la ciudad de Vitoria, coincidiendo con la víspera de la celebración del día del Blusa. El inspector Ayala es avisado por su compañera Estíbaliz para verse con urgencia en la Catedral Vieja.

– No te lo vas a creer, está todo igual que hace veinte años.

Así comienza esta novela negra, narrada alternando entre el presente y el pasado, en la que un brillante arqueólogo es acusado y condenado por cometer una serie de crímenes rituales veinte años atrás. Un par de semanas antes de su primer permiso empiezan de nuevo a sucederse asesinatos en circunstancias semejantes. Se trata en todas las ocasiones de dos víctimas, que  aparecen en diferentes lugares históricos de la ciudad de Vitoria, sus cuerpos están orientados al eje noroeste, los ojos aparecen abiertos y entre sus cabezas están colocadas tres flores conocidas como eguzkilores. Veinte años después de los primeros crímenes, se repiten casi con rituales idénticos, tan solo varía el veneno utilizado y pocos detalles más. En estos diez primeros capítulos han aparecido asesinados un chico y una chica de 20 años en la Catedral Vieja y un chico y una chica de veinticinco en la Casa del Cordón.

El inspector Unai López de Ayala, experto en perfiles criminales, y su compañera, Estíbaliz, experta en victimología, intentan por todos los medios evitar que los crímenes continúen aunque para ello los métodos empleados no sean los más convencionales.

Se trata de un absorbente  thriller que mezcla la arqueología, las antiguas leyendas de Álava, los secretos del pasado y la mente criminal hasta tal punto que, en este momento a los lectores nos hace plantear varias cuestiones, ¿se trata del mismo asesino de hace veinte años con un cómplice fuera de la cárcel?, ¿Se equivocó la justicia al detener a Tasio Ortiz de Zarate?, ¿Hay alguien interesado en que Tasio no quede libre?.

Estas y otras muchas incógnitas se irán desvelando a medida que vayamos leyendo la obra. Os invito a ir desgranando todos estos misterios y a que participéis con vuestras opiniones en este intrigante caso.