Racismo, violencia y alcoholismo en la reserva de Spokane

La historia, narrada en primera persona, como no podía ser menos tratándose de un diario, es la de Arnold Spirit Junior, un adolescente nativo americano delgado, con gafas y cuyo cerebro tiene demasiado líquido cefalorraquídeo, aunque esto no le impide mostrarse optimista, aun sabiendo que hay situaciones horribles que no puede cambiar, como son el racismo, la violencia y el alcoholismo.

imagen racismo_entradaArnold nos muestra episodios de racismo en varios momentos del relato; hechos como el que a los indios sólo les dan la mitad de cocaína porque los blancos piensan que sienten la mitad de dolor; o que los polis racistas de Reardan paran a todos los indios por el mero hecho de serlo. Arnold se siente profundamente humillado cuando Roger, el gigante, y su pandilla se acercaron y le dijeron: “¿Sabías que los indios son la prueba de que los negratas se tiraban a los bisontes?”. “Era la cosa más racista que había oído en mi vida”, confiesa Arnold. Sus amigos se rieron como locos. “Sentí odio hacia ellos”.

Nos numerosas las escenas de violencia que se dan a lo largo del relato. Ya en las primeras páginas Arnold nos provoca empatía cuando nos revela que en la reserva le llaman tarado y que eso implicaba que le zurraban. Rowdy, su mejor amigo, ya desde pequeño daba puñetazos, patadas y se pegaba con todo el mundo. Su padre le pegaba, y a su vez él pega a sus compañeros de clase. Cuando Arnold da un puñetazo a Roger nos describe la existencia de unas  reglas no oficiales y no escritas de los indios Spokane sobre las peleas: “1. Si alguien te insulta, tienes que pelearte con él”; 2. “Si crees que alguien va a insultarte, tienes que pelearte con él”… y así hasta siete reglas. Hasta su abuela disculpa la violencia: “Tenías que haberle dado una patada en los huevos”; “Ahora te respetarán”.

imagen alcohol_entradaPero quizás sea el alcoholismo el que marca la vida y el destino de los indios en la reserva. A Arnold no le gusta ir a la celebración powwow porque los que no bailan acaban emborrachándose y pegando a alguien. Su padre bebe continuamente; y nos cuenta muy apenado cómo en las últimas Navidades su padre cogió el poco dinero que tenían y se largó a emborracharse. Su abuela fallece tras ser atropellada por un conductor borracho. Eugene, el mejor amigo de su padre, muere tras recibir un disparo en la cara por parte de un buen amigo; ambos discutían borrachos. La hermana de Arnold y su marido mueren abrasados en su caravana mientras dormían: estaban tan borrachos que no se dieron cuenta del incendio provocado por el hornillo encendido de la cocina. Arnold deja muy claro la nefasta consecuencia del consumo de alcohol en la reserva cuando confiesa que  “Todas las familias indias son infelices exactamente por el mismo motivo: el maldito alcohol”. Y su madre, desesperada por la muerte de su hija, también lo tiene muy claro: “No bebas jamás…me dio una bofetada…me pegó fuerte. Prométeme que nunca vas a beber”.

Ante la disyuntiva de Arnold de sentirse un indio a tiempo parcial, y a pesar de manifestarnos muchos aspectos negativos de los indios, motivo en parte por el que decide ir a estudiar a un instituto de blancos, el protagonista no quiere dar la impresión de que no ve nada bueno en los indios. Como nos dice, sus padres se preocupan por él, mientras hay muchos chavales en Reardan a los que sus padres ignoran. Hay padres blancos que nunca van al instituto; no van a los partidos, conciertos…En la reserva se conocen todos; a los blancos se les da bien ocultarse a la vista de los demás. En una de sus numerosas frases sensatas Arnold nos confiesa al respecto: “Soy realista, ¿vale?. He pensado las cosas para saber que es mejor vivir en Reardan que en Wellpinit”

Con todo lo dicho, ¿cuál te parece que puede ser el motivo de la violencia por parte de muchos de los indios de la reserva?, ¿y el abuso del alcohol?. ¿Te parece verosímil la relación de Arnold con los blancos?.

Anuncios

Las reservas indias

spokean reservationEl hogar del protagonista se encuentra en la reserva de Spokane, que fue declarada como tal en el año 1881. Para entender las referencias a la historia de los indios americanos que aparecen en el libro, recordemos algunos datos…

Cuando empezó la colonización de América, los europeos lucharon duramente con los nativos por las tierras. En 1830 se aprobó una ley por la que el gobierno podía crear en la parte oeste de los Estados Unidos unas zonas llamadas reservas. Los colonos se quedaron con las tierras de los indios y miles de indios murieron. (“Tenemos que estar agradecidos porque no nos mataron a todos. Nos reímos como locos”.)p. 123

Se suponía que los indios se dedicarían a la agricultura pero a menudo el suelo era casi improductivo, los indios no tenían tradición de agricultores, y nunca había suficiente para alimentar a quienes vivían en las reservas. No podían moverse con libertad y se sentían prisioneros. (“Las reservas se concibieron como cárceles ¿sabes? Se suponía que los indios tenían que trasladarse a las reservas y morir. Se suponía que teníamos que desaparecer. Pero de una forma u otra, los indios se han olvidado que las reservas se concibieron como campos de exterminio”) p. 248

En las reservas había escuelas que enseñaban las costumbres de los blancos, pero los indios conservaron sus costumbres trasmitiéndolas de padres a hijos y no olvidaron quienes eran. (“Se suponía que teníamos que hacer que dejarais de ser indios. Que abandonarais vuestras canciones e historias, vuestra lengua, vuestras danzas. Todo. No intentábamos matar a los indios. Intentábamos matar la cultura india”.) p. 52

La familia sigue siendo muy importante aún hoy, especialmente la figura de la abuela, que a menudo se convierte en narradora, guardiana del pasado y energía para el futuro. (“Hubo unas cuantas personas, sobre todo las abuelas, que pensaban que era un chaval muy valiente por ir a un instituto de blancos”.) p. 99. 

(“El mayor don de mi abuela era la tolerancia. En los viejos tiempos, los indios solían ser tolerantes ante cualquier tipo de excentricidad “) p. 181 

(“Ella seguía aferrándose al antiguo espíritu indio, ¿entiendes?”) p. 182

powwpowActualmente las reservas en Estados Unidos conservan una parte de sus tierras y tienen un autogobierno limitado. Se siguen celebrando las fiestas tradicionales como el powwow. (“Éste era el 127º powwow anual, y habría canciones, danzas de guerra, apuestas, narración de historias, risas, pan frito al estilo indio, hamburguesas, perritos calientes, productos artesanales y un montón de trifulcas por el alcohol”.) p. 32

Pero también celebran el Día de Acción de Gracias o Halloween. (“Siempre me parece curioso que los indios celebremos Acción de Gracias. SÍ, vale que los indios y los primeros colonizadores eran súper amigos durante el primer Día de Acción de Gracias, pero unos años más tarde los primeros colonizadores estaban pegando tiros a los indios”.) p. 123

Hoy en día sigue existiendo una doble cultura, que es un dilema que ha existido desde el principio y que refleja muy bien el autor. (“Era medio indio en un lugar y medio blanco en el otro. Era como si ser indio fuera mi trabajo, pero solo era un trabajo a tiempo parcial, y no me pagaban nada bien”) p.143

Podemos preguntarnos qué queda de auténtico en las reservas en la actualidad…

¿Crees que la visión del protagonista de la Historia de los Estados Unidos es acertada?

“El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial”, de Sherman Alexie

Iniciamos el nuevo año con una obra del autor Sherman Alexie publicada por la editorial Siruela, El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial.

La trama

Imagen de la portada_SX300Arnold Spirit Junior, un ingenioso dibujante de viñetas de catorce años que recibe collejas todo el tiempo por ser torpe, tartamudo y llevar unas horribles gafas torcidas, decide ir a un instituto para blancos que está muy lejos de la reserva india donde vive con su familia. Seguro que allí también se burlarán de él, pero quizá tenga la oportunidad de probarle a todos que se equivocan. Junior afrontará la vida con ingenio y humor para descubrir una fuerza interior cuya existencia desconocía. Con las agudas viñetas de Ellen Forney, esta es la increíble historia de un joven nativo americano que se rebela contra su destino.

El autor

250px-Sherman_alexie_2007Sherman Alexie (1966), novelista, poeta y cineasta, creció en la reserva india Spokane, en Wellpinit. Reconocido desde sus inicios como uno de los mejores novelistas estadounidenses, fue incluido en la selección de escritores jóvenes americanos de Granta y recibió el Boston Globe por ser una voz importante de la literatura de su país. Su obra narrativa, que incluye la novela Blues de la reserva y los libros de relatos Ten Little Indians y The Lone Ranger and Tonto Fist Fight in Heaven, ha recibido numerosos premios y menciones. Sherman Alexie reside en Seattle. Su primera novela juvenil El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial recibió el National Book Award en 2007, y su trama crítica e ingeniosa sigue tan vigente que está en preparación la versión cinematográfica.

«Los personajes de la obra de Alexie no son los típicos indios […]. No son unas víctimas trágicas ni esos nobles salvajes […] escuchan a Jimi Hendrix y a Hank Williams; sueñan con ser estrellas del baloncesto […]. Y, al contrario que la mayoría de los indios de las historias de ficción, estos son a veces divertidos». The New York Times

Este libro está siendo adaptado por el actor Hugh Jackman, aún sin fecha de publicación. Jackman formará además parte del elenco de actores, con la ayuda en el guión del mismo autor del libro, Sherman Alexie. La trama de la película manejará la esencia del libro. Un chico torpe que desea tener un mejor futuro, consiguiéndolo mediante estudios fuera de la reserva.

El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial en las bibliotecas de Castilla y León, pincha aquí

Esperamos vuestros comentarios

 

Valora y Comenta “El quinteto de Nagasaki”

Queremos que valores y compartas con otros lectores la lectura la pentalogía “El quinteto de Nagasaki “de Aki Shimazaki  .

Estructura y técnica narrativa de “El Quinteto de Nagasaki”

La edición española se puede interpretar como una novela divida en cinco partes cada una de ellas subdividida en capítulos. Cada parte nos sitúa en la misma fecha, el 50 aniversario de la bomba de Nagasaki; sin embargo los recuerdos de los personajes giran en torno a un suceso que ocurrió ese mismo día, cada uno nos ofrece su vivencia de modo que el lector acaba teniendo una visión global de lo que ocurrió. Visto así se puede leer como una única obra, aunque hay párrafos en los que la autora hace un breve resumen de situaciones anteriores que resultan reiterativos. En realidad se trata de una pentalogía escrita entre 1999 y 2004.

De las cinco novelas que comprenden esta serie tres han sido premiadas: Hamaguri, (2000) Wasurenagusa, (2002) y Hotaru, ( 2005).
Los títulos, elegidos con gran acierto, son simbólicos:

Tsubaki (camelia) Es la flor favorita de Yukiko y el nombre de la hija menor de Yukio.
Hamaguri (almeja) Yukiko le regala a Yukio el par perfecto de conchas con sus nombres escritos.
Tsubame (golondrina) el apodo que dieron al sacerdote católico que también significa lealtad y fidelidad.
Wasurenagusa flor de nomeolvides que Sr Takahashirelaciona con Mariko
Hotaru (luciérnaga), canción que canta Mariko a su nieta Tsubaki, y le recomienda que no caiga en el agua dulce.

En cuanto a las voces narrativas de Hamaguri, Tsubame y Wasurengusa la autora utiliza la primera persona que da más similitud y fuerza al drama. En la primera y última novelas emplea la tercera persona que podemos interpretar como el presente a través de Namiko y el futuro lleno de esperanza en la voz de Tsubaki.

La naturaleza está muy presente en toda la obra, Shimazaki la utiliza para titular sus novelas, para expresar el paso del tiempo, por ejemplo la espera de las golondrinas del cura extranjero y describir los espacios en los que desarrolla la obra: el parque en el que jugaban Yukio y Yukiko, el bosque de Nagasasaki en el que se reencuentran.

La autora refleja los ambientes a través de los personajes. Las costumbres y tradiciones japonesas se tienen que mantener a pesar de las renuncias y secretos. Si estas tradiciones se rompen las consecuencias son dolorosas, así desparecen los lazos familiares como le pasó al Sr Takahashi, el aislamiento que sufre Yukio, o la discriminación de la familia Kim… Una de las citas que ilustra esta idea la dice Mariko:
“Yo no tenía amigas, pero había conocido a una aldeana, la señora Shimamura. Era una persona sencilla y simpática, que me enseñaba las costumbres del pueblo. Había tareas comunes para las mujeres en las que debía participar”
Otro aspecto que podemos destacar es que en esta obra coral nos llama la atención que nombra a personajes con la inicial: La señora S, el profesor H….,y lugares El templo S, la Escuela N…..

La autora usa un lenguaje sencillo, delicado y elegante con frases cortas a veces poéticas otras sensuales, por lo tanto resuelve el drama familiar sin asperezas.

Para terminar os pasamos un enlace por si tenéis curiosidad en conocer como reciben los japoneses cada primavera a las golondrinas