Sangre y amor

El testigo invisible destila sangre y amor…

ipatiev_house

“La Casa del Propósito Especial” donde el zar y su familia fueron asesinados.

Desde el episodio de la matanza de los Romanov, eje del libro, y que abre y cierra el círculo de la trama principal, pasando por innumerables detalles y acontecimientos históricos, la sangre es uno de los elementos más significativos en la novela de Posadas. Están los criados Con Sangre o Sin Sangre, esto es, emparentados con la familia imperial o no; la enfermedad heredada del zarévich, la por entonces desconocida y mortal hemofilia; las gotas que mancharon el manto de armiño de la zarina el día de su coronación; la tragedia de Khodynka en la que perecieron mil quinientas personas; el Domingo Sangriento en el que la guardia rusa abrió fuego sobre un centenar de manifestantes a las puertas del Palacio de Invierno… Sí, como dice la inefable tía Nina, la sangre parece perseguir a Alejandra… a todos los que se encuentran junto a ella. Recordemos que la madre de Leonid muere y su enfermedad, de nuevo, tiene que ver con la mancha escarlata. Las innumerables revueltas, la Primera Guerra Mundial, los soldados en los hospitales que son atendidos por las hijas y la esposa del zar, el accidente de la Vyrubova, o el sangriento y novelesco asesinato de Rasputín.

rasputc3adniiiY luego, el amor. El amor abnegado, culpable y un tanto obsesivo de la zarina hacia su hijo; el amor teñido de responsabilidad que experimenta hacia sus hijas; el amor conyugal que parece ser fue sincero; en fin, el amor que se profesa la familia.

Y las Grandes Duquesas y sus amores contrariados… o correspondidos.OlgaconPavelVoronovA través de su diario, sabemos del desengaño de Olga Nikolayevna, la mayor de OTMA: enamorada de un oficial del yate imperial Standart;  Pavel Voronov, que casó con otra Olga (quizás más bella, quizás más rica, o quizás por insinuación de la zarina, que perseguía que sus hijas casaran por amor, pero que el matrimonio fuese entre iguales).  Olga Nikolayevna es testigo de honor en la boda y narra su sufrimiento, llevado con gran dignidad.

Dmitri_pavlovich_1920sEl segundo amor de Olga fue el Gran Duque Dimitri, hijo de Pablo Aleksandrovich Romanov, hermano menor del zar Nicolás II. Huérfano de madre a edad temprana, la familia imperial se había ocupado de su educación; parecía el marido perfecto, hasta que alguien anónimo hizo ver a la zarina el interés de su protegido por las prima ballerinas, el opio y las fiestas hasta altas horas de la madrugada.

tatchangingbandagesonasoldier

Tatiana atendiendo al que podría ser el teniente Mitia Malama.

Olga sufrirá un tercer desengaño con Mitia Malama, oficial herido en la Primera Guerra Mundial, y que preferirá a Tatiana, la más bella y enigmática de las hermanas, y el amor secreto de Leonid Sednev (que intenta olvidarla con una enfermera, Daria).

María, es la hermana con la personalidad más arrolladora, poseedora de un corazón desbocado. Muy simpática, y popular entre los criados,  ella también padece mal de amores; su amor secreto es Leonid. Poco antes de su asesinato, al descubrir la fuerza de sus sentimientos, Leonid comenzará a amarla… y lo hará toda su vida.

Anastasia era la más bromista e intrépida, casi una niña… no tuvo apenas tiempo de sufrir un desengaño, ni de recibir un beso de amor.

eduardo_viiiEs curioso el destino. En el verano de 1914 Olga recibe dos propuestas matrimoniales que no prosperan: la primera es de Eduardo VIII de Inglaterra, su primo (futuro marido de Wallis Simpson); la segunda de Carol, el príncipe heredero de Rumanía con acné imposible y que no debió de ser del agrado de Olga, pues OTMA se dedicó a boicotear el romance. Si Olga se hubiera casado con cualquiera de los dos, se hubiera salvado.

familia-Romanov

La conjura para asesinar a Rasputín

En El color de los personajes, habíamos apuntado la influencia que el starets Grigori Efimovich, Rasputín,  ejercía sobre la zarina Alejandra. El primer episodio determinante ocurrió tras el accidente en Spala: la Familia Imperial estaba de vacaciones y el zarévich Alexei, enfermo de hemofilia, sufrió un golpe en una ingle con el remo de una barca. Desesperada, Alejandra envía un telegrama a Rasputín, que se encontraba en su pueblo natal, para que acuda en su ayuda. La recuperación del niño, aparentemente milagrosa, hace que el starets regrese a la corte con más fuerza y poder que nunca. De él decía la zarina: es mi roca, mi fortaleza; en las cartas que se escriben los esposos se refieren a él como our friend.

frases-rasputinEsta relación no gusta ni al pueblo, ni a las clases altas, ni a la Duma; se propagan los rumores, los pasquines ridiculizándolos y mermando la autoridad del padrecito zar. Mientras, Rasputín se instala en San Petersburgo en un piso en la calle Gorojovaya, donde recibe multitud de peticiones: favores, oraciones, sanaciones e, incluso, cantidades de dinero. Es curiosa esta dualidad: no era un apegado a los bienes materiales, se lo gastaba todo en opio, alcohol, mujeres…; lo que le acaba de dar un pedigüeño, lo deja en manos de un mendigo. Es capaz de lo mejor y de lo peor. Este personaje molesto, odiado y venerado, fue contrario a que Rusia entrase en la Primera Guerra Mundial, y esa oposición fue la única que no secundó la zarina… precisamente, el único vaticinio que los zares debían haber seguido.

En este video, Nicolás II declara la guerra a Alemania desde el famoso balcón:

AV2El segundo episodio ocurrió durante la contienda y afectó a Ana Vyruboba, dama de compañía y confidente de la zarina. El 2 de enero de 1915 sufre un accidente de tren, camino de Petrogrado. Muy malherida, la llevan al hospital de Ekaterina, se teme por su vida. De nuevo, entra en acción el starets, que acude tras recibir una llamada de la zarina. En el cuarto de Virubova, frente a los zares y observado por un nutrido grupo de mirones, Rasputín realiza otro de sus milagros sanadores que no hace sino aumentar aún más su fama e influencia. Incluso Leonid, nuestro testigo invisible, en una visita al starets acompañado de su tía Lara Aleksandrovna, le pide que ayude a su madre, gravemente enferma.

YusupovirinaPrecisamente, la noche en que acaba de fallecer la madre de Leonid, asesinan a Rasputín. Entre los conjurados se encuentra el tío de Leonid, Grisha, su señor, el príncipe Félix Yusupov; un miembro de la Duma, Vladimir Purishkevich; el oscuro y desconocido oficial Sukhotin, un médico militar llamado Lazovert y el compañero de farra de Félix (y antiguo pretendiente de Olga) Dimitri Pavlovich. La narración oficial de los hechos es calificado por Leonid como una sarta de imaginativas palabras; le envenenan, le tirotean, le apuñalan, huye, lo persiguen, arrojan su cuerpo al río Neva…

En este sentido, es curiosa esta entrevista de 1967 a Félix Yusupov y su esposa Irina, en la que hablan sobre lo ocurrido en 1916.

En la novela, se desvela la implicación de los servicios secretos británicos en el asesinato de Rasputín, y las razones de su muerte. Implicado en él está el enigmático Mr. C. Mansfield Cummings, y el SIS, antecedente del MI6. Carmen Posadas hace que sospechemos también del papel de la tía Nina (unida a Mr. C. por una extraña relación de afecto/desafectp) y el tío Grisha: ¿eran espías?

Os dejamos el enlace al documental de la BBC que se menciona en El testigo invisible. En él, aparece el cadáver de Grigori Efimovich Rasputín con el tiro en la frente, prueba de que murió antes de caer al Neva y no después, como afirma Félix Yusupov. En él se ven las fotos de los agentes ingleses que intervinieron en el asesinato y hay una entrevista con descendientes de dos de ellos que revelan hechos interesantes…

¿Qué versión os convence/os gusta más?

El color de los personajes

Continuamos con la lectura de El testigo invisible adentrándonos en los personajes, el ambiente, la época, las leyendas y la intención de la autora al escribir esta novela histórica, escuchando esta entrevista a Carmen Posadas:

El título de esta entrada tiene que ver con algo que queremos proponeros al final de la misma; pero antes, vamos a hacer una breve descripción de algunos de los personajes que pueblan la novela.

Leonid_Sednev (1)Leonid Sednev, water baby y, más tarde, pinche de cocina, es quien narra una historia circular que une dos tiempos, 1994 o el presente de la novela, y el asesinato de la familia imperial rusa el 17 de julio de 1918. Fiel a los Romanov, prendado de Tatiana, será compañero leal en sus últimos meses, cuando la familia Romanov cae en desgracia, y es el testigo invisible de su asesinato. Sednev es un protagonista histórico para el que Posadas imaginó un final seguramente más feliz que el que debió tener… ¿ o no ?

zares2

El zar Nicolás II. Vive a la sombra de su padre, el zar Alejandro III (severo, intransigente, con modos de campesino ruso, con un físico imponente, mujeriego, inteligente, seguro de sí mismo); él es todo lo contrario de su padre, incluso en el físico. Es reservado, inseguro, empecinado. Ama a Alejandra, a la que no sabe o no quiere oponerse. Es un padre y marido que gusta de la vida familiar, un hombre un tanto ingenuo con un sentido fatalista de la vida, muy ruso.

La zarina Alejandra Fiodorovna. Nieta de la Reina Victoria y del Príncipe Alberto. Tímida y amante de la vida familiar, no se siente a gusto en la corte, enfermiza, delicada, se siente culpable por la enfermedad que ha transmitido a su hijo Alexei. Fascinada por Rasputín. En la I Guerra Mundial, atiende personalmente uno de los hospitales que funda bajo su patronazgo y ahí revela uno de los rasgos de su carácter: la fortaleza. Criticada, vilipendiada, acusada de traidora…

El reino de OTMA: Olga, Tatiana, María y Anastasia. 

Olga olgaNikolayevna, la mayor de las hermanas y la más desgraciada en amores.


tatiana

Tatiana Nikolayevna, la más misteriosa de las hermanas, tal vez la más hermosa. Es el amor secreto de Leonid.  

55a442178c4d6059c804a8f46fedf79e

Maria Nikolayevna, considerada la más patosa y feúcha de las hermanas, es la más simpática, la más querida entre la servidumbre, la más pasional. Al final de la historia se enamora de Leonid.

anastasia

Anastasia Nikolayevna, la más ocurrente, la más bromista de las hermanas, siempre tramando alguna travesura.

0b2f4dee9956c973ff4a0baaeb1115dd

Alexei o Baby, el zarévich. Niño enfermizo, padece de hemofilia, por lo que se ve impelido a guardar cama, a tener cuidado, a estar bajo custodia de varios niñeros… Con unas ganas tremendas de jugar, de vivir, de ser valiente.

Rasputin-PDEl starets (santón) Grigori Efimovich, Rasputín (libertino, disoluto). Nacido en Pokrovskoye, Siberia, llega a San Petersburgo de la mano del archimandrita Teófanes.  Con el tiempo, se hace indispensable para la zarina por las curas milagrosas que realiza a su hijo, y logra una gran influencia política. Es considerado peligroso, y por eso, será asesinado tras varias intentonas frustradas. Se decía que poseía tres talentos poco comunes: bien dotado, don para la profecía y gran magnetismo personal.

Iuri, amigo y guía de Leonid. Water baby eterno, (es un enano), y Criado de Sangre o Criado S: es hijo de una fregona y un Gran Duque Romanov. En apariencia un cínico, pero su comportamiento al final de su vida (su exilio voluntario y su defensa a Olga) desvelarán su amor por los Romanov.

Os recomendamos visitar la web Alexander Palace Time Machine en la que encontraréis todo tipo de curiosidades, fotografías de las distintas estancias del Palacio de Alexsander (la habitación malva, el reino de OTMA, el cuarto de baño del zar Nicolás, la habitación de Baby…), también de los viajes de la familia en el yate Imperial Standart, extractos de cartas y diarios de los Romanov, etc. Las fotos que se intercambian en los foros de esta web, están disponibles en Pinterest.

Y ahora la propuesta, que es doble: ¿echáis en falta en este breve dramatis personae a un personaje esencial en la novela? (¡Seguro que sí!). ¿Os animáis a asignar colores a los personajes, de acuerdo a su personalidad? ¿Qué color le pondríais a Rasputín? ¿A Olga? ¿Al zar Nicolás II? ¿A Baby? ¿A la intrépida Anastasia?  ¿A Iuri? ¿A la hermosa Tatiana?

“El testigo invisible” de Carmen Posadas

los grandes secretos son como los hechizos, se desvanecen cuando uno los cuenta.

8408034553-LSeptiembre es el mes de los inicios: retomamos el ejercicio, nos apuntamos a clases de inglés, nos hacemos la promesa de reservar, cada día, instantes para el disfrute. Ojalá que la lectura conjunta de El testigo invisible forme parte de esos instantes.

La web oficial de Carmen Posadas ofrece biografías para todos los gustos: corta, en inglés, de tamaño intermedio, larga y larguísima. Leyéndolas es fácil extraer las siguientes conclusiones: primera, es una escritora de largo aliento que ha tocado casi todos los géneros (ensayo, novela, literatura infantil, artículos de opinión, guiones de cine y televisión); segunda, es creadora de una extensa obra, merecedora de importantes premios (Premio Planeta en 1998, Premio Apeles Mestres de Literatura infantil en 2004, Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid en 2008, Premio Brazier, el Goncourt de Novela Gastronómica Francesa en 2014); y tercera, es una mujer que goza y practica un estupendo sentido del humor.

Con El testigo invisible, Carmen Posadas busca narrar la verdad de lo que ocurrió el 17 de julio de 1918, el día que asesinaron brutalmente a la familia imperial rusa, así como los sucesos desencadenantes del magnicidio. Se trata de una novela que basa su relato en documentación histórica de variada tipología: documentos desclasificados recientemente por el servicio secreto británico; los diarios que se conservan de las grandes duquesas Olga, Tatiana, María y Anastasia; la abundante correspondencia entre Nicki y Alix, los zares; diversas películas y centenares de fotografías.

El testigo invisible pinta un fresco de la Rusia de finales del XIX hasta la Revolución de 1917: la injusticia social, los horrores de la Primera Guerra Mundial, las hambrunas, los pillajes, las barbaridades, las supersticiones, el fervor patriota del pueblo y los aristócratas, los grandes sacrificios y las mayores equivocaciones de los que gobernaban el Imperio ruso. Emerge un paralelismo inquietante entre la Revolución francesa del XVIII y la Revolución rusa del XX: los sueños de la razón producen monstruos (Goya).

Tenemos entre manos una obra con pocas licencias, que se apoya en la ficción allá donde la historia se queda corta para explicar las pequeñas cosas de la vida, esas cosas que conforman la esencia del ser humano: sus pasiones, sus instintos, sus sentimientos. Una novela histórica que deleita la imaginación.

Es interesante escuchar a Carmen Posadas en este entrevista, para ir abriendo boca… o mejor dicho, libro:

¿Y ahora?

Es momento de comenzar a leer el testimonio de Leonid Sednev, deshollinador imperial y pinche de cocina, nuestro testigo invisible:

He callado hasta ahora porque lo más valioso que poseo es fruto de un robo.

El libro, en formato papel y electrónico, lo encontraréis en las  Bibliotecas de la Red de Castilla y León.

¿Empezamos?

Valora y comenta “El quinto en discordia”

Hemos acabado la lectura de El quinto en discordia, de Robertson Davies y queremos que puedas comentar y valorar la novela para compartir con otros usuarios cómo ha sido tu experiencia.
Portada del Quinto en discordia