Valora y comenta “La musa oscura”

Hemos llegado al final de mes. Podéis comentar y valorar la novela “La musa oscura”, para compartir con otros lectores la experiencia e intercambiar opiniones sobre la misma.

“La musa oscura”. Filosofando

Ética y moral ¿van siempre unidas a la religión? En el libro se exponen opiniones contrarias: Goesdche  dice “la posesión de intelecto humano no siempre conlleva el sometimiento al dictado de la ética y la moral. Es, en cambio, la religión la que nos prescribe fundamentalmente qué debemos o no debemos hacer”

Más adelante, Fanny Lewald  expone: “no es cierto que el ateísmo no conozca moral […] De ningún modo debemos nuestra moral a la religión. Cada uno de nosotros decide por sí mismo lo que debe considerarse bueno o malo. Esta intuición moral es una suerte de brújula que, al parecer, forma parte de nuestros atributos biológicos”

Rebatiendo este argumento, Hedwig Lembke (carabina de Filine) expresa “Puede que eso sea cierto para usted, que vive en un entorno intachable…Pero quíteles la fe a las personas tiranizadas y empobrecidas y les estará quitando todo lo que les queda”

Los lectores no paramos de hacernos preguntas:

¿Existe la moral y la ética sin religión? ¿La moral y la ética son hijas de la educación? Entonces, ¿por qué carece de ella el profesor Goltz?

Pongamos nuestra mirada en otro personaje, el pastor Gottfried Sternberg, padre de Filine, un hombre dedicado al estudio de las sagradas escrituras, biógrafo de Santo Tomás. Si Goltz era el prototipo de hombre cultivado, éste es el prototipo de hombre religioso y no parece que ni uno ni otro tenga ningún escrúpulo en actuar amoralmente.

El bien y el malescuela_de_atenas

Öhri introduce en la novela la leyenda del Anillo de Giges. Según el mito, las personas sólo son justas por miedo al castigo de la ley o por obtener algún beneficio por ese buen comportamiento. Si fuéramos “invisibles” a la ley como Giges con el anillo, ¿seríamos injustos por naturaleza? Fue Platón quien primero planteó esta cuestión incorporando este mito en su obra La República.

Este planteamiento enlace con la idea del bien y del mal.  Como en la novela, los personajes se clasifican entre los que apoyarían el mito de Giges y los que seguirían a Rousseau en su idea de que el hombre es bueno por naturaleza.

El personaje que encarna en sí mismo esta dualidad es, sin duda, el comisario Bissing. Un hombre del lado de la ley, que actúa al margen de ésta siempre que le interesa, lo vimos en el caso de los “dibujos” que le encarga a Julius y lo veremos al final del libro con consecuencias irreparables. Pero es curioso cómo, a pesar de todo, actúa según se espera de él en los convencionalismos imperantes de la época.

Para finalizar. ¿Qué papel tiene la historia de amor de Julius y Filine? La trama del libro acaba en la propia novela, pero queda pendiente el destino de Filine. Esta historia quiere ser el denominador común de una serie de historias protagonizadas por el ocasional detective Julius Bentheim. El autor construye un andamiaje que soporte al personaje principal y crea una subtrama que enganche al lector con la próxima entrega.

 

“La musa oscura”. Los libros

“Los libros pueden ser peligrosos” le dice Julius a Albert.

En la descripción del clima cultural de la época un peso importante lo tiene la literatura, que forma parte además del desarrollo de la trama.

los-miserablesAdele lee a Balzac en su primera aparición en la novela. El comisario Bissing lee Los miserables de Víctor Hugo y, más adelante, en el juicio, lleva en su bolsillo El barril de amontillado. Mucha literatura de género de misterio con otros grandes como Poe, Wilkie Collins (La piedra oscura) y otros menos conocidos como Sheridan Le Fanu o Philipp Galen. Todos ellos son coetáneos de nuestros personajes. Completando el panorama editorial, menciona también una revista alemana de la época, Die Gartenlaube, que en estos años de auge de las publicaciones seriadas alcanzó gran popularidad.
A estas alturas del libro ya sospechamos que bajo la línea argumental del asesinato y el juicio por el caso Kulm, subyace un planteamiento filosófico que nos enfrenta a importantes cuestiones sobre la sociedad en general y el hombre en particular. Los Miserables plantea los temas del bien y el mal, la ética, la religión, la justicia. ¿No son los mismos que están presentes en La musa oscura? ¿Hemos descubierto ya la identidad de esa musa que da título al libro? La respuesta está en la página 246.

Julius le presta a su novia Filine obras de Matthew G. Lewis, Frederick Marryat y Christian Heinrich Spieb. El monje de Lewis resultó transgresora para la época ya que, entre otras cosas presentaba el personaje de un sacerdote como villano.
El buque fantasma de Marryat cuenta la leyenda de El holandés errante, un barco condenado por Dios a vagar sin rumbo y sin poder tocar tierra ya que su capitán hizo un pacto con el diablo para poder navegar sin llegar a zozobrar en cualquier circunstancia.
El personaje femenino protagonista (con permiso de la difunta Lene) puede dar por buena la afirmación de su novio sobre los daños que pueden causar los libros.
¿Y qué decir de la influencia de ciertas lecturas en el comisario Bissing? En este caso se trata de “técnicas” que le sirven para sus fines, aunque mejor no desvelamos a dónde le llevan.

“La musa oscura”. El escenario

P.D. James dice en su obra Todo lo que sé sobre novela negra: “El lugar, al fin y al cabo, es donde los personajes representan sus tragicomedias y sólo cuando la acción se halla bien anclada a una realidad física nosotros conseguimos adentrarnos por completo en ese universo que ellos habitan.” Öhri maneja perfectamente el escenario, dibuja la ciudad de Berlín en 1865 y lo hace siguiendo los pasos de sus personajes en concreto por Berlin-Mitte. Sin pretender ser exhaustivos mencionaremos algunas de las calles y los edificios testigos de la historia:

  • Marienburger Strabe, calle donde se comete el crimen
  • Bosque del Spree
  • Clínica universitaira de Zieglerstrabe
  • Hospital de la Charité
  • Parque Grober Tiergarten, iglesia de San Mateo, zona donde vive Filine
  • Palacio de Justicia Real, construcción barroca diseñado por Philipp Gerlach
  • Edificio del Arsenal.
  • Avenida Unter der Linden 
  • Palacio Charlottenburg
  • Leopoldplatz
  • Molkenmarkt
  • Ayuntamiento de Berlín, que está siendo construido por Freidrich Waesemann
  • Halleschdes Tor
  • Kunfunstendamm, calle donde sitúa al café Kranzler
  • Cementerio Hallesches
  • Palacio de Justicia Real diseñado por Philipp Gerlach
Café Kranzler

Café Kranzler

Estos lugares no son elementos traídos sin más a la novela, el modo de vida de la época está fielmente reflejado: los coches de punto, las berlinas, el landó (cita la empresa de transportes Kremser que existió en su momento); los salones literarios, con personajes históricos, la incipiente fotografía con los daguerrotipos, los primeros objetivos diseñados por Petzval y Voigtländer.

No sólo sabemos qué veían los personajes sino también cuáles eran los acontecimientos históricos que ocurrían tanto en Berlín como en el resto del mundo. Después de una tormentosa revolución, el canciller Bismark estaba a la cabeza del gobierno como primer ministro y su intención era engrandecer Alemania con Prusia a la cabeza. Sucesos como el caso Schleswig sobre la pertenencia a Dinamarca o Alemania de unos territorios de la península de Jutlandia, están presentes en el libro.

La guerra de secesión americana y el asesinato de Lincoln son sucesos que los personajes conocen a través de la prensa.

Refleja también el ambiente social de los personajes. El auge de la industria provoca un crecimiento exponencial de las ciudades con lo que supone de miseria para las clases más bajas frente a la vida acomodada de personajes como Bissing o Goltz.

Más adelante hablaremos la vida cultura, de las lecturas que cita y las corrientes filosóficas que marcan la conducta de los distintos personajes.

“La musa oscura” de Armin Öhri

Para este último mes del año, la propuesta de lectura no nos hará entrar en calor, a pesar de que transcurre en verano, más bien puede que nos hiele la sangre en las venas. Tampoco tiene nada de espíritu navideño, ni priman en ella los valores típicos de estas fechas, porque ahonda en lo peor del alma humana, haciendo tambalear nuestras propias convicciones de ciudadanos bien pensantes.

El autor:

La editorial Impedimenta nos da unas cuantas pinceladas del autor y del contenido de la obra, que reproducimos a continuación:

armin-ohri

Armin Öhri nació el 23 de septiembre de 1978 en Ruggell, el pueblo más septentrional de Liechtenstein. Estudió Historia, Filosofía y Filología Alemana.
Desde 2009 ha publicado cuentos y novelas en diversas editoriales independientes, incluyendo la prestigiosa editorial alemana Gmeiner. Sus obras, normalmente novelas policíacas que Öhri enmarca en un contexto histórico investigado concienzudamente, suelen seguir los esquemas de las grandes novelas decimonónicas. La musa oscura le hizo merecedor del European Union Prize for Literature 2014. El personaje de Julius Bentheim, un joven pintor y detective amateur, es recurrente en sus novelas de las que se destacan: Die dunkle Muse (La musa oscura, Impedimenta 2016), Die Dame im Schatten (2015), Der Bund der Okkultisten (2014) o Sinfonie des Todes (2011) que co-escribió con la autora Vanessa Tschirky.”

Por qué leer este libro:

“El día de su asesinato empezó para Lene Kulm de la forma habitual.” Así de contundente es el inicio de la novela. Por supuesto, nuestra mente comienza a funcionar ¿Quién esta mujer? ¿Quién quiera matarla y por qué? ¿Cómo van a llevar a cabo el asesinato?

Öhri no da tregua al lector en este primer capítulo, la violencia se respira y para acentuarla se apoya en el color rojo que está presente en  la sangre del matadero, la sangre de la menstruación de Lene y la provocada por su agresión y… el color del pelo del asesino.
Seguimos leyendo convencidos de estar ante una novela de detectives y en el transcurso del primer capítulo, Öhri ya nos ha dado todas las respuestas a las preguntas que sostienen cualquier novela de este género (identidad de la víctima y de su asesino, modus operandi, lugar y tiempo en que se ejecuta el crimen) ¿Qué le queda al lector por descubrir? ¿Por qué seguir leyendo? Hay una cuestión sin resolver. En el segundo capítulo, Julius Benthelmeim, personaje conductor de la historia,  expresa en voz alta esa cuestión : “¿Cómo era posible que un académico de mundo como Goltz hubiera cometido un asesinato como aquel, tan carente de motivo?” ¿o quizás este motivo aún no es evidente? añadiríamos nosotros.
Os sugerimos que os fijéis en cómo está sustentada la novela en el lugar y el momento histórico en que se desarrolla.