Poesía soy yo… Wisława Szymborska

El poeta, si es un poeta de verdad, tiene que repetir sin descanso “no sé”. En cada poema intenta dar una respuesta pero, no bien ha puesto el último punto, ya le invade la duda, ya empieza a darse cuenta de que se trata de una respuesta temporal y absolutamente insuficiente. Así pues lo intenta otra vez, y otra
Discurso de recepción del Premio Nobel de Literatura, 1996
wislawa_szymborska_pap600
Le encantaba Vermeer y admiraba a Woody Allen. Salvo excepciones, los museos la aburrían. Le gustaba viajar a lugares cuyos nombres le parecían curiosos solo para fotografiarse junto a los letreros. Era muy amiga de sus amigos que recibía a menudo en su casa aunque no le gustaba cocinar. Tímida y al mismo tiempo divertida y bromista, tenía sus momentos de bajón y entonces se encerraba en su casa para que nadie la viera. Escribía fantásticos poemas y le daba a puro hablar de ellos en público y en privado. Celosa de su vida privada, era reacia a las entrevistas y consideraba que confesarse públicamente equivalía a perder el alma.
Wisla

ABC (Dos puntos, 2006)

Escribía sobre las personas, sobre su vida cotidiana. Cultivó el territorio familiar, lo que nos es común, lo que sucede de la mañana a la noche. Su poesía es calificada como melancólica, pero al mismo tiempo vivaz y llena de desinteresada valentía al cuestionar las cosas. Parte de los objetos más simples para reflexionar sobre las verdades universales. Decía que sus señas personales eran el entusiasmo y la desesperación para concluir en que todo termina siendo metafísico.

¿Conocéis a esta poeta? ¿Habéis leído alguno de sus poemas? ¿Os gusta su poesía?

Poesía soy yo… Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnikahora

           en esta hora inocente

yo y la que fui nos sentamos

en el umbral de mi mirada.

(Árbol de Diana, 1962)

La poesía es el lugar donde todo sucede. A semejanza del amor, del humor, del suicidio y de todo acto profundamente subversivo, la poesía se desentiende de lo que no es su libertad o su verdad.

Nació en Buenos Aires en 1936. Hija de inmigrantes judío rusos, tuvo una infancia difícil. A los 18 años concluye los estudios secundarios y comienza un periodo de titubeo académico a medio camino entre las aulas de Filosofía y las de Periodismo; pero al final se decanta por seguir su vocación literaria. Su padre le costea su primer libro y paga también al psicoanalista que trata de poner orden en el desorden mental que sufría Alejandra, tenía trastorno límite de la personalidad.

A los 24 años viaja a París donde permanece durante cuatro años trabajando en una revista y haciendo traducciones de autores surrealistas. Es aquí donde entabla amistad con Octavio Paz, Rosa Chacel o Julio Cortázar.

Entre 1970 y 1972 entra en un estado de depresión muy grave que la lleva a intentar quitarse la vida en varias ocasiones hasta que al final es ingresada en un hospital psiquiátrico. Los fines de semana regresa a su apartamento pero en uno de estos permisos es cuando, el 25 de septiembre de 1972,  decide poner fin a su vida con una sobredosis de Seconal. Tenía 36 años.

la muerte se muere de risa pero la vida

se muere de llanto pero la muerte pero la vida

pero nada nada nada

(Balada de la piedra que llora)

A pesar de su corta vida, Alejandra Pizarnik dejó un extenso legado literario donde no hay cita, ni frase, ni palabra gratuita en toda su obra. Su poesía es surrealista y metafísica; de temática nocturna y angustiada; pero también transparente y muy elaborada. Poemas que van hacía lo oscuro, hacía la noche, hacía el silencio… pero en busca de refugio.

¿Conocéis a esta poeta? ¿Habéis leído sus poemas? ¿Tenéis alguno favorito?

Para saber más…

 

 

Poesía soy yo… Sylvia Plath

Morir

es un arte, como todo.

Yo lo hago excepcionalmente bien.

Tan bien, que parece un infierno.

Tan bien, que parece de veras.

Supongo que cabría hablar de vocación.

(Versos de Señora Lázaro)

Acababa de cumplir 30 años y el 11 de febrero de 1963 selló cuidadosamente la puerta de la habitación donde dormían sus hijos, de tres y un año, les dejó en las mesillas de noche un vaso de leche, abrió la llave del gas, metió la cabeza en el horno y así terminó con su vida. Se llamaba Sylvia Plath, representante de la denominada poesía confesional y una de las voces más poderosas y originales de la literatura del siglo XX.

Antes…

SylviaPlatfoto

Sylvia Plath nació en Boston, en 1932. Hija de un entomólogo de origen germano y de una profesora de alemán descendiente de inmigrantes austriacos, fue educada en un ambiente familiar austero, del que pronto desapareció la figura del padre, cuya muerte es una constante en su obra poética. Nunca volveré a hablar con Dios. Esa es la respuesta que le da a su madre cuando esta le comunica que su padre ha muerto. 

Desde muy joven envía poemas a revistas literarias y decide su futura vocación: conseguir becas para viajar y estudiar en Europa, escribir libros de poemas, ser profesora de literatura y madre. Hasta los 19 años, fue acumulando becas, éxitos académicos y premios literarios. En 1954, al regresar a Boston, sufrió una crisis nerviosa que culminó con un intento de suicidio y posterior tratamiento a base de electroshokck en un centro psiquiátrico, experiencia que narró en La campana de cristal, su única novela.

Conoce a Ted Hughes y cree haber encontrado al hombre más fuerte del mundo, un Adán alto, atractivo, saludable, contador de historias como ella y el 16 de junio de 1956, con 23 años, se casan formando una pareja de jóvenes y brillantes poetas. Pero su relación se hace añicos por la aparición de otro amor en la vida de Ted.

Debí haber amado al pájaro de trueno, no a ti;

Al menos cuando la primavera llega ruge nuevamente.

Cierro los ojos y el mundo muere.

(Creo que te inventé en mi mente)

(Versos de Canción de amor de la joven loca)

Sylvia Plath escribe sobre el amor y la muerte; sobre las tensiones de crecer, de escoger roles; sobre sus intentos de suicidio;  sobre la maternidad y la responsabilidad de tener hijos y educarlos; sobre los momentos claves de la vida y las formas que tenemos de enfrentarlos (o de cómo nunca lo hacemos).

En 1982 obtuvo el Premio Pulitzer de poesía a título póstumo.

¿Habéis leído sus poemas? ¿Os gustaría compartir alguno con nosotros?

Para saber más…

 

 

Poesía soy yo… Gloria Fuertes

La poesía es una forma de clavarse mejor al suelo. De no aceptar lo irremediable. 

De andar en equilibrio. De saber decir ‘no’ con más brío. 

(Antonio Lucas) 

PoesíaSoyYo

Ilustración: Elena Ferrándiz

Agosto. Verano. Vacaciones. ¿Poesía? Quizá esperabais una novela de intriga o de aventuras o de amor o de misterio pero nos pusimos poéticos, ¡qué le vamos a hacer!,  y este mes queremos que, por primera vez en el club de lectura, la poesía sea la protagonista. Pero no una poesía cualquiera, no, os proponemos la poesía escrita por cuatro mujeres que os iremos presentando cada semana para que nos comentéis lo que la lectura de sus poemas os hacen sentir o compartáis vuestro poema favorito o los versos que más os han emocionado o… porque creemos que, como dice Francisco Brines, el poema lo hace el lector, no el poeta.

Comenzamos con…

GloriaFuertesGloria Fuertes

 (Madrid, 1917 – Madrid, 1998)

¿Quién mejor que ella para presentarse?

NOTA BIOGRÁFICA

Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.
A los tres años ya sabía leer
y a los seis ya sabía mis labores.
Yo era buena y delgada,
alta y algo enferma.
A los nueve años me pilló un carro
y a los catorce me pilló la guerra;
A los quince se murió mi madre, se fue cuando más falta me hacía.
Aprendí a regatear en las tiendas
y a ir a los pueblos por zanahorias.
Por entonces empecé con los amores,
-no digo nombres-,
gracias a eso, pude sobrellevar
mi juventud de barrio.
Quise ir a la guerra, para pararla,
pero me detuvieron a mitad del camino.
Luego me salió una oficina,
donde trabajo como si fuera tonta,
-pero Dios y el botones saben que no lo soy-.
Escribo por las noches
y voy al campo mucho.
Todos los míos han muerto hace años
y estoy más sola que yo misma.
He publicado versos en todos los calendarios,
escribo en un periódico de niños,
y quiero comprarme a plazos una flor natural
como las que le dan a Pemán algunas veces.

Sus poemas son sencillos y muy personales. Valientes en los temas y en la forma. Contienen emoción, risa, dolor, humor. Hablan de sentimientos, de guerra, de hambre, de soledad; de las ilusiones y de los problemas cotidianos de las personas.

Y a vosotros… ¿de qué os hablan sus poemas? ¿Os gustan? ¿Cuál es vuestro favorito?

Para saber más… 

Valora y comenta “Pasos en la piedra”

“La casa de la ficción, en suma, no tiene una sino un millón de ventanas…más bien, un número incontable de posibles ventanas; cada una de las cuales ha sido abierta o puede abrirse en su extenso frente, por exigencia de la visión individual y por presión de la voluntad individual”. –Henry James.

Llegamos al final del mes y os dejo con esta cita de Henry James para que os asoméis a esta novela y abráis todas sus ventanas. Si alguien aún no lo ha hecho, aquí tenéis un enlace con más razones para no perderse esta lectura.

No os olvidéis de leer la nota explicativa del autor al final del libro y la intervención de ese segundo narrador que reivindica su primer puesto en la novela. Todo un reto para este escritor que se muestra en todas sus facetas (prosista, narrador de cuentos y poeta).

pasos piedra