Valora y comenta “Nubosidad Variable”

Para concluir, Nubosidad variable nos habla de literatura dentro de la literatura, de la necesidad de contar, de narrar y de cómo construir una historia  con todos esos pedacitos de vida esparcidos y rotos que pueden recomponer el espejo entero; pero también la necesidad de ahondar en el proceso de creatividad y de crear una patria de palabras, un albergue provisional donde el autor se desdobla y propone al lector este valioso y singular juego literario que significa componer una novela.

Anuncios

El arte de escribir. Persistencia de la memoria

Foto de Joan L. Brown

.“…cada cajón que abro, cada nube que veo pasar por delante de mi ventana, cada palabra que oigo y cada libro que me pongo a leer estalla en mil añicos donde se espejan nuevos fragmentos de vida: historias despedazadas…”

Si hay algo que caracteriza a esta novela es una declaración explícita de amor a la literatura, a la lectura y a la escritura. Esta pasión se siente como una necesidad y una forma de vivir también en sus personajes. “Siempre me ha gustado colgarme de las palabras”, dice Sofía en el capítulo “Conversación con Daría”, un ejemplo muy bello de los muchos que hay en el libro y que refleja ese amor por las palabras y su poder para descifrar el mundo. La literatura es el nexo de unión de estas dos mujeres. Sofía ha desarrollado esta pasión desde niña y se la ha contagiado a Mariana. A Sofía le gustan las historias de los cuentos, las novelas, la poesía y el poder de imaginar. Mariana, por su carácter menos apasionado, prefiere otros géneros como el ensayo. Contagiada del espíritu apasionado de Sofía por la ficción, le dice que ante su poder de crear un paisaje imaginario, ella siente el gozo de cultivarlo,  “Mi patria es la escritura”.

La novela está llena de referencias al proceso de escribir y de formación de una novela. Sus dos protagonistas han iniciado el difícil desarrollo de la escritura por necesidad, catarsis, liberación, refugio, etc. Como son conscientes de que no se puede huir de la realidad desean convertir lo sórdido y lo rutinario en literatura para mirar la realidad desde la distancia y suprimir las barreras entre lo real y lo imaginario. La vida y la soledad, como dice Mariana, toman cuerpo en la escritura. La realidad se entiende mejor desde la ficción.

En este proyecto literario novelesco cabe todo: el ensayo, el cuento, la poesía o el teatro a través de esas escenas dialogales. Son muchas las posibilidades y las formas de contar que ofrece la novela. Martín Gaite nos muestra además diferentes perspectivas o puntos de vista a través de sus dos protagonistas y sus desdoblamientos, de técnicas, como el estilo indirecto libre, el diálogo o el monólogo interior.

Otro elemento al que se alude constantemente y que tanta importancia tiene en la literatura es el “tiempo”. El tiempo real no es el mismo que el tiempo en la literatura. En ésta, el tiempo no hace estragos. Recordad la escena en la que Mariana cuenta cómo el inicio de su amistad con Sofía proviene del recuerdo del profesor que le viene a la mente a través de sus palabras y de su forma de recitar las “Coplas de Jorge Manrique” que precisamente hablan de la fugacidad del tiempo de la vida. “Siempre a vueltas con el tiempo”, dice Mariana. Aún sabiendo de la dificultad de fijarlo, solo las palabras consiguen aumentarlo, extenderlo o saltar esas “estancias del presente y del pasado” e imaginar estancias futuras.

La literatura refuerza los lazos de unión no solo entre Sofía y Mariana en la reconstrucción de su historia de amistad, sino también provoca esa simbiosis que Sofía tiene con su hija a través de las historias contadas, una relación que da sus frutos literarios en ese capítulo final bajo el título “La persistencia de la memoria” haciendo un guiño al cuadro de Dalí.

¿Qué relación puede tener este último capítulo con el cuadro de Dalí? ¿Qué significa la evocación que Sofía hace de su madre en este capítulo? ¿Os ha parecido un final previsible?

Reconstrucción de una amistad

Observando esta imagen que Martín Gaite eligió para la portada del libro, puedes averiguar, aunque no hayas leído la novela, algunos de los temas que aborda y qué técnica utiliza para desarrollarlos. ¿Te atreves?

Si has leído el libro, participa de este comentario con tus opiniones.

¿Qué nos cuenta Nubosidad variable? ¿Es una novela sobre la amistad entre dos mujeres?, ¿sobre el desengaño amoroso?, ¿sobre el arte de escribir?, ¿una reflexión sobre el alma de la mujer?

Sofía Montalvo y Mariana León, dos mujeres unidas por una infancia de amistad que necesitan recuperar por la insatisfacción que sienten ante la vida tan diferente que a cada una le ha tocado vivir. Reconstruir sus vidas y reencontrarse es una necesidad vital para ellas: “limpiar las tuberías del alma” para iniciar una relación transparente. Ambas mantienen un diálogo asincrónico a lo largo de la novela a través del ejercicio de la escritura: Sofía a través de sus cuadernos y Mariana con sus cartas dirigidas a Sofía de las que solo le envía una.

Algunos críticos consideran que es uno de los pocos libros que tratan de la amistad entre dos mujeres como solidaridad femenina, cómplices de habitar un mundo en el que no encajan, lleno de contradicciones y transformaciones que afectan especialmente a la mujer que se siente incapacitada para tomar las riendas de su vida, fuera del papel que se les ha asignado en la sociedad en la que viven.

¿Este es el caso de Sofía y Mariana? ¿Son prisioneras de la sociedad en la que viven o de sí mismas?

Las dos viven sin carencias económicas y han decidido seguir un camino diferente. Sofía, a través de sus cuadernos, nos explica que desde niña poseía un poder especial para imaginar y crear, para jugar con las palabras, para evadirse a otros mundos porque no le gustaba la realidad. “Está usted en las nubes, señorita Montalvo” le decía su profesor. Define su vida de una forma muy breve y contundente: “desgana generalizada”. La vida para ella ha consistido en intentar aprobar un montón de asignaturas (aprobar en familia, en trato conyugal, en suavizar asperezas, en maternidad activa, etc…). Condenada a la abnegación, su único refugio es la ficción que le ofrece la lectura, y la escritura como liberación que le permite ir recomponiendo esa vida que se le ha roto en cachitos. “Cuando no podía entender las cosas por orden, se me ponía delante de los ojos como una nube que me tapaba el sol, me había pasado siempre desde pequeña. Y para volver a ver la luz tenía que inventarme una historia que explicara las otras”. “ Escribir me sacaba del infierno”.

                                                    rompiendo circulo

                             “Rompiendo el círculo vicioso” de Remedios Varo

Así se representa Mariana León, una prestigiosa psiquiatra que ha optado por una vida independiente, alejada de toda esa pasión que caracteriza a Sofía. Es una mujer racional y fría que acumula numerosos fracasos amorosos por el miedo a perder el control. Siente la simbiosis con la psiquiatra que lleva dentro como una condena. Desea huir de sí misma e inicia un viaje al sur de España para escribir un ensayo sobre el erotismo, que no es más que un viaje interior, de reflexión, sobre el amor y el estado de soledad en el que se encuentra y al que le ha conducido su vida “viciada por llevar las riendas de mi propia voz”, representada por esa calle de la Amargura en la que Mariana se refugia. Uno de los capítulos más interesantes donde Mariana muestra toda su desnudez es “Strip-tease solitario”. Todo un tratado sobre la soledad con sus contradicciones.

Cada una de estas mujeres  a través del autoanálisis, nos abre las puertas de su mundo interior muy complejo , influenciado por sus lecturas, su mente creativa, sus sueños y sus vivencias personales que discurren a veces de forma vertiginosa,  dejando numerosos espacios abiertos que el lector puede imaginar. La novela está también llena de alusiones literarias, artísticas (pintura, arquitectura, cine), alusiones al mundo del psicoanálisis, reflexiones filosóficas y sobre el proceso de la escritura. Recomponer de la forma más completa toda esta trama es un juego que Carmen Martín Gaite propone al lector a través de la técnica del “collage”.

¿Por qué crees que Martín Gaite ha elegido como protagonistas a estas dos mujeres con una vida tan diferente e incluso opuesta? ¿Cómo evolucionan a lo largo de la novela? ¿Es posible comprender su mundo interior? También aparecen otras mujeres como Daría, la sirvienta, Almudena, una paciente de Mariana o Silvia, una amiga que le hace constantes reproches. ¿Crees que estas mujeres también están insatisfechas con su vida?

 

 

Carmen Martín Gaite: escritora reconocida

Carmen Martín Gaite  es una de las creadoras más reconocidas y apreciadas en las historia de la literatura española. Sobre la vida y la obra de esta escritora hay numerosos artículos y estudios que podéis consultar en la página del Portal de Bibliotecas de Castilla y León en su sección de Biblioteca Digital, donde se encuentra su archivo personal digitalizado con manuscritos, papeles, dibujos que nos muestran su legado.

Cuando se aborda el comentario de un libro, se hace una referencia a la vida del escritor o escritora. En su artículo “Tras la huella de Martín Gaite”, el escritor y crítico Raúl Crémedes hace alusión a la importancia del conocimiento de la vida del escritor, hablando en general, para conocer mejor su obra, y, especialmente, a la biografía de Martín Gaite por la opinión unánime de los críticos sobre el carácter autobiográfico de su obra. El autor de este artículo ha indagado en la vida personal y profesional de Carmen Martín Gaite buscando ese equilibrio que solo se consigue a través del respeto hacia esos detalles de la vida personal que los escritores no quieren mostrar y descubriendo esos aspectos de su vida y de su creación entre sus escritos más personales, como cartas, dibujos, entrevistas o artículos.

Algunos aspectos de su vida y de su obra                  

Biruté Ciplijauskaité, profesora de literatura de Wisconsin y gran especialista en la obra de Martín Gaite, dice que Carmen nació para dialogar el 8 de diciembre de 1925. Su facilidad para el diálogo lo había heredado de sus padres, de los que recibió una educación y una formación inicial que formó su carácter de escritora: de su padre, notario, recibió la lucidez racional y de su madre, gallega, la aceptación de lo inverosímil.

Este ambiente familiar ideal que vivió en la infancia Carmen Martín Gaite estimuló su creatividad y a los 8 años empezó a escribir sus primeros cuentos.

Otro aspecto biográfico que marcó su formación fue su estancia en la Universidad de Salamanca para realizar sus estudios de Filología Románica donde presidía la imponente figura de Unamuno que quedó imborrable en su memoria y ,sobre todo, su contacto con los que iban a ser escritores de su generación como su gran amigo, Ignacio Aldecoa o Agustín García Calvo. Con éstos y con otros que conoció en Madrid cuando fue a realizar su doctorado (Rafael Sánchez Ferlosio, Josefina Rodríguez, Jesús Fernández Santos, Carlos Edmundo de Ory…)  formaron la denominada “Generación del los 50”. Amigos, que como dice la  propia Carmen en su libro Esperando el porvenir, eran malos estudiantes pero buenos escritores. Todos ellos protagonistas de la Dictadura.

Colaboraban en revistas y periódicos, algunos de ellos como Ignacio, Rafael y Alfonso Sastre se encargaron de la dirección de Revista Española, que solo  cumplió un año de vida, pero que  fue en palabras de Martín Gaite “un  estímulo a la creación literaria que hasta ahora no había encontrado acomodo en otra parte, ofrece un repertorio de obras nacidas con plena independencia y una expresión artística a las realidades que nos asedian”.

La vida profesional de Carmen Martín Gaite ha sido muy prolífica ya que la dedicó en exclusiva a la literatura. Su faceta principal fue la de novelista, pero también ha escrito obras de teatro, poesía, artículos de prensa , cuentos infantiles; ha realizado traducciones y guiones de Televisión. También han sido muchos los premios recibidos, entre los que hay que destacar el Premio Nadal en 1955 por Entre visillos, Premio Café Gijón por El balneario, su primera novela. Fue la primera mujer en recibir el Premio Nacional de Literatura en 1978 por El cuarto de atrás, Premio Nacional de las letras en 1944, Premio Príncipe de Asturias en 1988, Premio de Castilla y León de las Letra 1991.

En la Biblioteca Digital de la Biblioteca de Castilla y León podéis ampliar los datos biográficos de esta escritora: http://www.archivomartingaite.es/#biograf%C3%ADa.

Curiosa entrevista a la escritora en el programa “A fondo” de 1980:

Os planteo, para empezar las siguientes preguntas:

¿Crees que es relevante conocer los detalles de la vida personal de un escritor o escritora para conocer su obra? ¿Te interesas por la vida de los escritores antes o después de leer su obra?

                                   Nubosidad variable

Una novela que Carmen Martín Gaite inicia 8 años de ser publicada e interrumpida por la muerte de su hija Marta al año de comenzar a trabajar en ella, y que vio la luz en 1992 cuando fue publicada por la editorial Anagrama. La dedicatoria que contiene el libro expresa esa imagen  de amor inextinguible hacia su hija que alumbra el camino para poder seguir su vida a pesar de la muerte:

Para el alma que ella dejó de guardia permanente, como una lucecita encendida, en mi casa, en mi cuerpo y en el nombre por el que me llamaba”.

A modo de prefacio, aparece la cita de otra gran escritora, Natalia Ginzburg, que hace referencia a un concepto de la escritura muy presente en la composición de Nubosidad variable: la escritura como un intento de recomponer un espejo hecho añicos, un espejo que según la autora de la cita no ha logrado obtener nunca. Vamos abrir las páginas de este libro para comentar y analizar la propuesta de reconstrucción que nos hace Martín Gaite.

 

¿Qué os sugiere el título: Nubosidad variable?