La ladrona de libros la película

El libro de Markus Zusak fue editado en el año 2005, mientras que en el año 2013 la Twientieth Century Fox llevó al cine la versión cinematográfica de la ladrona de libros. Llamativo es ver como en la Alemania Nazi, los personajes escriben solamente en inglés, tal y como podemos ver en los libros y en las paredes del sótano, durante la película.

             

Caratula del DVD

   Como habitualmente suele pasar al realizar este tipo de adaptaciones, la obra cinematográfica pierde rigor en comparación con la versión en libro. Ya que aunque es muy difícil trasladar al espectador en 125 minutos toda la historia contada en las 530 páginas que tiene la novela, en este caso se nota que la productora ha preferido realizar una obra para mayores de 7 años, que ceñirse al libro en sí.

En la película vemos como a pesar de que el inicio, es el mismo en las dos obras, y que la muerte realiza los mismos comentarios, observamos como ya desde la muerte del hermano de Liesel se va a diferenciar la película de la novela. Para empezar el libro se inicia en enero de 1939, mientras que la película se inicia en 1938, con el viaje de Liesel, su hermano y su madre en el tren que les llevara a Himmelstrasse.

Otro detalle que hace que la novela sea más recomendable que la obra cinematográfica, es que los libros que roba Liesel Meninger en la versión escrita se narra cómo los consigue a base de esfuerzo, y también de ingenio. Mientras que en la versión cinematográfica, vemos que los libros los obtiene más fácilmente de lo que realmente fue. Del mismo modo en la novela Liesle Meninger roba los siguientes libros:

  • Manual del sepulturero.
  • El hombre que se encogía de hombros.
  • El hombre que silbaba.
  • El repartidor de sueños.
  • Una canción en la oscuridad.

En la película solo aparece el primer libro nombrado, del segundo apenas se sabe que lo rescata del fuego, tras la quema de libros el día del cumpleaños del Fuhrer y lo

Un pasaje de la película

s demás ya aparece leyéndolos en la biblioteca de la casa del alcalde.

Los guionistas de la Fox, tampoco pusieron todo su empeño en darle la personalidad adecuada a los personajes, ya que a Rosa Huberman, especialmente, la ponen en más que una actriz secundaria, ya que su papel apenas es testimonial y en nada refleja su verdadero carácter, en el caso de que hayamos leído el libro primero. Igualmente tanto Hans Hubermann como Max Vandenburg no aparecen representados como en la novela.

En el siguiente enlace, podréis ver la ficha técnica de la película https://www.filmaffinity.com/es/film824161.html

Otro de los apartados que ni se han tocado en la película, son las pesadillas nocturnas que padecen Liesle y Max, y que hacen que su amistad sea más fuerte por este motivo. Igualmente los guionistas también se han “comido” como Leisle y Rudy junto con Arthur Berg y otros niños de la escuela, se iban a robar fruta a los huertos a las afueras de Molching, para comer algo más que la sopa que comía en casa, y que dado a las penurias de la II Guerra Mundial, el hambre azotaba Europa.

Igualmente tampoco se explica fielmente como Liesle es capaz de adentrarse en la casa del alcalde, ya que el trabajo de Rosa Huberman era hacer la colada de las clases adineradas de Molching, pero en la película eso no sale reflejado fielmente.

Para concluir este post decir que el relato cinematográfico deja mucho que desear para asemejarse fielmente al libro. Por lo que es muy recomendable leer el libro previamente a ver la película ya que de otro modo la historia queda coja y con muchas partes por explicar. Incluso las partes más importantes de la novela, en el película o no se explican o se pueden ver mal adaptadas en el cine, en la parte de los contenidos extras.

La verdad que para las dos horas que dura la película, no es un gran guión adaptado y el lector puede llegar a ver que la película se hace larga, aunque sea entretenida. Pero como en la mayoría de las ocasiones el libro supera abiertamente al cine.

En este enlace tenéis todas las obras que hay de Markus Zusak, en la red de bibliotecas públicas de Castilla y León. http://rabel.jcyl.es/cgi-bin/abnetopac/O7206/IDc5c915c9/NT2

 

Anuncios

Campo de concentración de Dachau

Uno de los personajes que aparecen en la novela, y que también nos muestra con relevancia cual era la situación de los judíos en la Alemania nazi, es Max Vanderburg.

Él que a pesar de haber nacido en Alemania, y que su padre luchará junto a Hans Huberman en la I Guerra Mundial, salvándole a este último la vida. Con la llegada de Hitler al poder, los judíos fueron duramente perseguidos solo por el hecho de serlo.

Max Vanderburg se ve obligado a vivir en el sótano de los Huberman, ya que de haber descubierto algún vecino que los Huberman ocultaban a un judío en su casa, toda la familia hubiera sufrido las consecuencias de ese acto. Pero igualmente Max Vanderburg obtiene el calor de los Huberman, y la amistad de Liesle Nielsen. En su estancia en el sótano observamos como Max Vanderburg, escribe su propia historia sobre el libro Main Kampf de Adolf Hitler.

La amistad entre Max y Liesle se basa en que ambos tienen pesadillas y los dos ven a Hans Huberman como un salvador. Esa amistad se ve truncada cuando Max se ve obligado a abandonar la casa de los Huberman, y al ser cogido por los nazis, es llevado al campo de concentración de Dachau, el cual se encuentra a solo 19km. De Molching (Olching en la vida real) Aunque después de que la II Guerra Mundial concluyera podemos ver como esa amistad continuo.

El campo de concentración de Dachau, fue creado en el año 1933 y fue el más antiguo de los campos de concentración creado por los

fachada campo de concetración de Dachau

nazis. Heinrich Himmler, como presidente de la policía de Múnich, declaró a Dachau como “el primer campo de concentración para prisioneros políticos”. Se ubicaba en las tierras abandonadas, de lo que fue una fábrica de municiones.

Entre 1933 y 1934, el campo de concentración de Dachau albergó a unos 4.800 prisioneros, especialmente alemanes comunistas, socialdemócratas y otros opositores del nazismo, pero en el año 1937 el número se había elevado a 13.260, donde a los anteriores se habían unido testigos de Jehová, gitanos, homosexuales, “asociales” y criminales habituales. En Dachau hasta 1937 había pocos judíos, ya que los que habían o bien pertenecían a los grupos anteriormente mencionados o porque habían cumplido penas de prisión por haber violado las leyes de Núremberg de 1935.

En 1937, las SS ordenaron la ampliación de Dachau, utilizando para ello la mano de obra de los prisioneros que allí se encontraban, el nuevo complejo de edificios concluyo su construcción a mediados de 1938, y así permaneció hasta 1945. Por lo tanto Dachau fue el único campo de concentración que estuvo en funcionamiento durante todo el Tercer Reich.

El número de judíos que albergo Dachau aumentó la noche del 10 al 11 de noviembre de 1938, esa noche que es conocida como la de los cristales rotos, más de 10.000 hombres judíos fueron recluidos en este campo de concentración, aunque trascurridos varios meses la mayoría fueron puestos en libertad.

Dachau fue utilizado por los nazis, como centro de entrenamiento de los guardias de los campos de concentración y para las SS, el funcionamiento de Dachau era copiado en los demás campos de concentración nazis.

En 1942 fue construido el crematorio, aunque no hay pruebas fidedignas de que este crematorio fuera utilizado con seres humanos. Pero los prisioneros sí que experimentaron la “selección” donde los prisioneros que eran considerados no aptos para el trabajo, fueron enviados al centro de eutanasia de Hartheim, cerca de la ciudad alemana de Linz.

Dachau fue liberado el 29 de abril de 1945 por los soldados de Estados Unidos, dos días antes de que los soldados rusos llegarán a Berlín, y apenas una semana antes de que terminará la guerra. En ese momento había 67.665 prisioneros, de los cuales 43.350 estaban catalogados como prisioneros políticos, 22.100 fueron judíos.

Entre 1933 y 1945 en Dachau se encarceló a unas 188.000 personas, entre 1940 y 1945 se estima que murieron en este campo de concentración al menos 28.000 prisioneros, más el número de fallecidos que se desconoce que hubo entre su creación en 1933 y el inicio de la II Guerra Mundial en 1939.

La ciudad de Molching

La historia de la ladrona de libros está ambientada en la ciudad alemana de Molching, pero sí buscamos esta ciudad, vemos que no existe como tal, ya que es una ciudad ficticia creada por el autor.

                Aunque sí que existe la ciudad de Olching la cual se encuentra a unos 40km de distancia de la ciudad de Munich, y también se encuentra a tan solo 19km de distancia del Campo de Concentración de Dachau.

                No solo la ciudad de Molching es ficticia en la obra, ya que nuestra pequeña protagonista Liesel Meminger, se va a vivir al barrio obrero de Himmestrasse, y tal y como podemos ver en el libro Himmel en alemán significa cielo. Algo muy irónico si tenemos en cuenta, el período histórico en el que nos encontramos. Otro lugar que frecuenta mucho Liesel Meminger, es el barrio de Grandestrasse.

El barrio de Grandestrasse es el barrio donde se encuentran las casas de las familias más pudientes de Molching, y en este barrio destaca especialmente, la casa que se encontraba encima de una colina dominando la ciudad. Efectivamente estamos hablando de la casa del alcalde, donde la mujer del alcalde permite acceder a través de una ventana a Liesel Meminger, con toda la facilidad del mundo, aunque ella no lo sepa hasta que vamos avanzando en las páginas del libro.

Al principio solo se habla de esta casa, cuando la madre adoptiva de Liesel, Rosa Hubermann que se encuentra casada con el padre adoptivo de Liesel, Hans Hubermann. Iba a casa del alcalde para recoger la ropa y hacerles la colada. Hasta que el desarrollo de la II Guerra Mundial, impidió al alcalde poder pagar por el servicio de lavandería. Hasta entonces Liesel era bienvenida y podía leer con Ilsa Hermann, la mujer del alcalde, en su casa. Posteriormente, decidió entrar por la ventana y acceder por su cuenta a la biblioteca, siempre a escondidas y hurtadillas.

Tal y como podemos ver en el desarrollo de la obra, al principio Liesle acompañaba a  Rosa Hubermann, y posteriormente iba ella sola o la acompañaba su mejor amigo Rudy Steiner a recoger y entregar la colada. Iba semanalmente al barrio de Grandestrasse, pero cuando empezó la guerra, observamos como estas familias poco a poco, van perdiendo poder adquisitivo y se ven obligadas paulatinamente a ir cesando los pagos por el servicio de lavandería, la última familia en hacerlo es la del alcalde.

Hemos hablado que Molching se encuentra a mitad de camino geográfico, del Campo de Concentración de Dachau. Este fue el primer Campo de Concentración Nazi, creado en 1933 y desde su creación hasta su clausura en el año 1945 pasaron por él un total de 188.000 prisioneros. Uno de esos prisioneros fue el alemán de origen judío, Max Vadenburg, quien gracias a sus amigos, y a que su padre combatió con Hans Hubermann, y de paso le salvo la vida, en la Gran Guerra, buscó refugió en la casa de los Hubermann y fue allí donde conoció a Liesle y donde entablaron una gran amistad, hasta que Max Vadenburg, se vio obligado a abandonar la casa de los Hubermann, para evitar que todos fueran arrestados y condenados a un Campo de Concentración.

Sobre Dachau hablaremos la próxima semana más en profundidad.

Os dejo este enlace a una presentación en Prezi sobre la segunda parte del libro, espero que os guste. https://prezi.com/a2kjn5outxy1/molching-alemania/?webgl=0

La ladrona de libros

                Comenzamos nuevo mes y por lo tanto también nuevo libro. En este caso desde el Club de Lectura Virtual de Castilla y León comentaremos el libro del escritor australiano Markus Zusak, la ladrona de libros.

                Este libro narra la vida de Liesel Meminger una niña alemana de diez años, que por motivos de la situación política de Alemania en el año 1939, ve como su madre biológica se ve obligada a entregar a ella y a su hermano, a una familia adoptiva de la ciudad de Molching. Pero durante el viaje, Liesel contempla como su hermano fallece en el tren que los lleva a Molching y este es el motivo que da origen al nombre del libro.

Esta magnífica novela, está narrada en tercera persona, desde el punto de vista de… la muerte. Esto hace que la novela cobre cierto tinte dramático, pero también permite observar cual era la verdadera situación social en Alemania, en el período que abarca el libro, entre los años 1939 y 1943.

Como el lector bien habrá podido concluir, en los años en que está ambientada la novela, estamos hablando del período de la II Guerra Mundial, pero en este caso el libro comienza en abril de 1939, seis meses antes de que estalle la guerra. Igualmente la obra termina en el año 1943, dos años antes de que concluya la contienda más sangrienta que ha vivido la humanidad.

Aunque pueda parecer que estemos hablando de otro libro más de la II Guerra Mundial, y que hay poco más que escribir o contar sobre la misma, el hecho de que la visión de la obra, nos narre la verdadera situación de Alemania en esos años, esta obra añade un valor histórico y social a la Alemania de preguerra y durante la guerra.

Igualmente esta obra no trata sobre la contienda directamente, si no que nos habla de la vida de Liesel Meminger en Molching, y paralelamente podemos ver cuál es la situación social de Alemania, según se va sucediendo la contienda.

En la Ladrona de libros podemos observar el amor que siente Liesle Meminguer por la literatura, en una época en la que el nazismo quemó en Alemania cientos de miles de libros, por el simple motivo de que tanto Hitler como sus seguidores, pensaban que esos libros iban en contra del sentimiento alemán y por esta razón deberían ser destruidos. La primera gran quema de libros en la Alemania Nazi, tuvo lugar el 10 de mayo de 1933, y luego se sucedieron en más ocasiones.

En el caso de esta novela, se relata la quema de libros durante el cumpleaños del Fuhrer, y como se preparaba Molching para tal celebración. De este modo también se nos narra como Liesle pudo aumentar su biblioteca en ese día tan señalado.

En esta obra vamos a encontrar a la protagonista ante una difícil tesitura, ya que sus padres adoptivos eran de la clase social trabajadora y por lo tanto no podían permitirse el disponer de recursos económicos suficientes para la compra de libros, por lo que la protagonista se las ha de ingeniar para obtenerlos. Aunque en este caso cuenta con la ayuda de una persona, que le facilita el acceso a su biblioteca personal, para que pueda disponer de ellos. Es necesario reseñar aquí que el título de la obra no siempre se cumple, a la hora de que la protagonista pueda disfrutar de la lectura.

En esta obra también se puede observar los peligros que corren tanto Liesle como su familia, por el contexto histórico-social de la época en la que está basada la novela, al proteger a algún personaje secundario.

La ladrona de libros es una novela que se puede compaginar con otra de similares características como es La bibliotecaria de Auschwitz, ya que ambas están narradas en el mismo período histórico, pero desde dos puntos de vista diferentes.

La lectura de La ladrona de libros es muy amena, por lo tanto cada lector puede realizarla a su ritmo, ya que sus 533 páginas pueden ser leídas en tan solo una semana, pero el ritmo de lectura lo dejamos libre y en función del tiempo de que cada uno disponga.

La película de la ladrona de libros dirigida por Brian Percival en el año 2013, es posterior a la publicación del libro, pero las comparaciones las dejamos para el post final.

En el siguiente enlace vais a encontrar información sobre el autor Markus Zusak: https://www.compartelibros.com/autor/markus-zusak/1