Valora y comenta “Pasos en la piedra”

“La casa de la ficción, en suma, no tiene una sino un millón de ventanas…más bien, un número incontable de posibles ventanas; cada una de las cuales ha sido abierta o puede abrirse en su extenso frente, por exigencia de la visión individual y por presión de la voluntad individual”. –Henry James.

Llegamos al final del mes y os dejo con esta cita de Henry James para que os asoméis a esta novela y abráis todas sus ventanas. Si alguien aún no lo ha hecho, aquí tenéis un enlace con más razones para no perderse esta lectura.

No os olvidéis de leer la nota explicativa del autor al final del libro y la intervención de ese segundo narrador que reivindica su primer puesto en la novela. Todo un reto para este escritor que se muestra en todas sus facetas (prosista, narrador de cuentos y poeta).

pasos piedra

 

 

Personajes en busca de un Paraíso

“Lo más auténtico de la condición humana: que buscamos un Paraíso, porque alguna vez tuvo que haberlo en un lugar. Y seguro que ese paraíso estaba más cerca de lo que uno creía”.

8102-EL%20JARDÍN%20DE%20LAS%20DELICIAS

 

Para los personajes que viven dentro de la ciudad, el Paraíso es un lugar lejano, más allá de la muerte, y para conseguir llegar hasta allí necesitan recrearse en el dolor y el sufrimiento. Para los que viven fuera de la ciudad, el Edén está más cerca, algunos viven en él, otros, penitentes, lo buscan constantemente no exentos de contradicciones:

Dos personajes que parecen haber encontrado su Paraíso en la naturaleza:

Claudio Pino, poeta zen, eremita, místico que ha emprendido el camino lejos del entendimiento de las demás criaturas. Lejos del mundanal ruido, vive en una isla libre de todo prejuicio con la única manía de escribir jaikus. Había perfeccionado tanto su alma liberada que es el primero en tener la percepción del pájaro mítico. “…vivía en una choza el poeta Claudio Pino, sin ninguna exigencia, ninguna preocupación. Ningún deseo. Ninguna esperanza tampoco. Fluir con el río…”

                                 “Entre las piedras

                                   argamasa del cielo

                                  el sol te abraza”

Antonio, el Pajarero. Personaje que se ha fundido con la naturaleza, ornitólogo apasionado que busca al “solitario” desesperadamente para completar su sed de conocimiento sobre la vida natural de las aves. “Desde muy joven había cogido, por ósmosis acaso, el hábito aviar de descabezar pequeños sueños intermitentes, en cualquier posadero, siempre alerta a un cambio sutil entre el ramaje”. Está a punto de lograr la percepción extrasensorial del solitario, pero solo logra escuchar su leve canto durante unos segundos.

Dos personajes que han encontrado su Paraíso en las artes plásticas y en la música:

Tapias, artista imaginero, aquejado de los males de la poliomielitis, que busca la belleza apartado en su cueva a la que no dejaba entrar a nadie, su refugio para crear. Buscaba su obra perfecta producto de la belleza y el amor frente a la expresión de dolor . “La Resurrección, si era , tendría que ser bella y joven, recién salida del jardín del Paraíso, sin pecado, salvaje, sin la carga de sufrimiento con que cualquiera, y no dijéramos él, había sido marcado a fuego desde su nacimiento”.

El arte es la materia vital contenida en numerosas páginas llenas de bellas descripciones, como el cuadro de la “Magdalena Penitente de George de La Tour” (págs.169-170).

Georges_de_La_Tour_007

 

Víctor del Vall, fraile sumergido en la música, rebelde, de vocación innata. :“El hermano del Vall perdía la noción del tiempo en una jornada cualquiera: se olvidaba de comer, de ducharse, de cambiarse de ropa, no digamos de afeitarse o cortarse el pelo”.

En las páginas de Pasos en la Piedra hay varias alusiones a obras musicales: Stábat mater (himno reigioso),Ponge lingua( canto gregoriano), Gaudeamus igitur (himno) La Lacrimosa (de Mozart), “Hijas de Jerusalén” (de Lambert), “Oficio del viernes” (de Tomás Luis de Victoria), “El novio de la muerte”  (himno de la Legión)o la música de Pau Casals, maestro de Víctor del Vall, y su bello ” canto de los pájaros”, que podéis escuchar en el siguiente vídeo:

Personajes que trasiegan dentro y fuera, que buscan el Paraíso refugiándose en la lectura, la escritura y el conocimiento. Viven llenos de contradicciones y conflictos internos porque no les convence el Paraíso que les proponen desde Barrio de Piedra:

Germán: Es el hijo pródigo que vuelve a su ciudad, con la mirada crítica de quien se ha abierto al mundo. Se avergüenza y se emociona a la vez cuando revive los pasos de la gente en Semana Santa. Su Paraíso está dentro de él mismo, en su capacidad de reconciliarse con la vida y sus progenitores.

Padre Alas: Uno de los personajes más complejos y al que más páginas se dedica en la novela. Es la voz de las contradicciones humanas. Es el antihéroe, hereje que no cree en la Resurreción y pecador que nos muestra sus conflictos internos, su rebeldía y su humanidad. Se siente más cerca de la tierra que del cielo y padece su propia penitencia, consciente de sus pecados, pero lleno de amor. Su concepto de la iglesia y del cristianismo y sus conversaciones con otros religiosos recrean el espíritu del  Concilio Vaticano II. Sus reflexiones acerca de la condición humana son muy interesantes.

Os dejo algunas frases:

“Jaleamos a un torturado y le damos la vuelta al ruedo…”

“No necesitamos explicar ni el dolor ni la muerte porque son parte de la vida…”

“No somos seres para después de la muerte con premio o castigo incorporados”.

 “Solo se es ser para la vida”.

Peter, la mirada del observador foráneo. Busca perpetuar la autenticidad de aquel mundo en la imagen de una cámara para el estudio e investigación, pero las imágenes se han grabado no solo en la cámara sino también dentro de él : “Él era el intelectual que tenía el poder de explicar su supuesta dolencia a aquella gente sencilla, atrasada del curso del progreso de Europa más de medio siglo…Sería el psiquiatra que diagnosticaría: estáis desequilibrados…” Son muy expresivas las conclusiones sobre todo lo que ve, plasmadas en la madera (madera muda, elevada y mecida) que se eleva como símbolo de salvación para unos habitantes primitivos que adoran a sus ídolos de inertes y descuidan su versión humana.

Aquí podéis visualizar un vídeo sobre la Semana Santa de 1977.

A través de estos personajes, la novela nos propone varias reflexiones sobre el comportamiento humano, sus debilidades, sus creencias; sobre la fascinación del hombre por las historias bien contadas (“la historia más increíble jamás contada”); sobre el peso de la tradición y la apuesta inevitable por la renovación; sobre el amor y la sensualidad; sobre el conocimiento como liberador de la sumisión que ejercen los poderosos; sobre la belleza de la vida terrenal y la eternidad etérea ; sobre la necesidad humana de buscar la felicidad.

Algunas cuestiones para comentar:

-En estos tiempos que corren en los que se empiezan a cuestionar algunas de nuestras tradiciones: ¿Qué pensáis de la Semana Santa? ¿Qué visión de la Semana Santa aparece en la novela?¿Se trata de un rito trasnochado y con poco sentido en  la actualidad? ¿Es un acontecimiento que solo lo viven los creyentes?

Aquí tenéis algunos vídeos de dos procesiones que se describen en el libro:

Novela coral: voces dentro y fuera de la ciudad

“Penetrad en uno de esos lugares o en una de las viejas ciudades amodorradas en la llanura, donde la vida parece discurrir calmosa y lenta en la monotonía de las horas, y allí dentro hay almas vivas, con fondo transitorio y fondo eterno y una intrahistoria castellana”Miguel de Unamuno.

La ciudad como el gran protagonista colectivo con sus calles, sus monumentos y las voces de sus gentes. La ciudad intramuros frente a la ciudad extramuros, la ciudad frente al campo: “Cuando la gente de Barrio pasaba al otro lado, se volvía de pueblo irremediablemente, y había unos cuantos que andaban en ese trasiego de por vida”.

plano Barrio de piedra

Aquí puedes consultar un artículo sobre ciudades míticas literarias.

DENTRO, “pequeñez cerrada”, parada en el tiempo y perdida en el espacio. Una ciudad vacía les da la bienvenida a Germán, prófugo de la autoridad paterna y Peter, un extranjero en tierra extraña. La cámara subjetiva de Germán le indica que nada había cambiado, ni las personas, ni los lugares, ni siquiera el tiempo parecía haber pasado. La cámara objetiva de Peter registra un mundo nuevo, intemporal, exótico.

Ciudad pétrea sumergida en una especie de involución que patrocina la Semana Santa como el único acontecimiento que parece transgredir  la vida cotidiana de sus habitantes. Sus protagonistas: una masa colectiva, como “una hilera de hormigas sobre un blanco escenario”, que acude sumisa y en orden al sonido de las campanas para purificar sus almas rendidas ante las diferentes imágenes de la Pasión de Cristo.

Algunos monumentos que aparecen en la ciudad: La Colegiata de Toro, Santa María de Valbuena, la iglesia de San Martín…

colegiata toro

monasterio_sta_maria_valbuena

FUERA,  la libertad que ofrece la naturaleza reflejada en “el solitario”, ese pájaro “de canto suave, diáfano, dilatado en la atmósfera y en una frecuencia de ondas por encima del resto de las especies” que solo aparece en esas fechas para disputarle el poder al Mesías. Los protagonistas de esta parte de la ciudad son seres independientes y solitarios, tremendamente apasionados.

pájaro solitario

 

 

 

 

 

Lugar inspirado en el paisaje natural de Castronuño:

Castronuño 1

almendros

 

 

 

 

caseta3-300x180

Castronuño 2

 

 

 

 

 

DENTRO y FUERA de la ciudad se va a ir generando la tensión entre las fuerzas que se resisten a los cambios y otras que anhelan libertad. Son voces tímidas que van elevando el tono, paso a paso, en una especie de transición que, lejos de crear graves conflictos, se van afianzando a base de persistir y aprovechar el momento de cambio histórico.

Algunas de estas voces van a irrumpir en la ciudad en boca de unos personajes cuya forma de pensar, vivir o actuar va abriendo una grieta en la piedra . Algunos lo hacen de forma silenciosa, como Germán con sus pintadas o el Padre Alas con sus conflictos internos; otros de forma más ruidosa, como las protestas de los ferroviarios que exigen que las autoridades cumplan su promesa de liberar a los sindicalistas en la Procesión del Jueves Santo; personajes que se rebelan como Víctor, el músico, o los estudiantes que forman el grupo de la Grandôla ( Nombre de una canción que se hizo famosa al ser escogida como señal para la revolución de los Claveles en Portugal) ; y la presencia de personajes extranjeros como la llegada de Peter, el alemán, o la intromisión de Ashma, la Mora, que con su belleza exótica protagoniza uno de los capítulos más sublimes de Barrio de Piedra.

Un narrador omnisciente transcribe estas voces con pequeñas intromisiones en primera persona que confieren al texto un tono más lírico y personalista, y que irán dando paso a un segundo narrador que va a ir reclamando un mayor protagonismo.

Destacar la intensidad de las imágenes que nos ofrece la cámara de Peter como:

-La imagen de las sogas colgadas de los árboles en el episodio de la Flagelación (p.155).

-La imagen de Cristo con el brazo repuesto en el tractor y la creación de un nuevo rito (págs. 211-212).

-La sobrecogedora escenificación del pueblo puesto de rodillas con el rostro cubierto, escuchando el Miserere.

-La imagen de la acrobacia de los porteadores del paso de la Elevación de la Cruz (págs.245-246).

-La mirada de chantaje emocional que le producía el Cristo del Prendimiento (pág. 141).

Algunos episodios destacables que contienen alusiones literarias y culturales ( El Cantar de los cantares, El Eclesiastés, El evangelio según Jesucristo de Saramago…)

-La imagen de Ashma abrazada al Yacente (págs. 164-169).

-El episodio de la infancia de Cristo y la imagen del cuco (págs. 146-197).

-Diferentes episodios que recrean la vida de un Jesucristo más humano (258-259).

-Poemas eróticos que aparecen en varios capítulos ¿Quién crees que es el personaje que da voz a estos poemas?

Pasos en la piedra de José Manuel de la Huerga

“La primera luna llena de primavera lleva corona de espinas. Se parece al anillo de un planeta. Hay un pájaro solitario capaz de remontar el vuelo hasta su altura y arrancarle la espina más honda”

Con esta bella imagen mítica, divina de la  primavera y su luna herida, José Manuel de la Huerga, narrador y poeta leonés afincado en Valladolid, nos introduce en  la novela Pasos en la piedra.

 

El autor

Pasos en la piedraJosé Manuel de la Huerga

(Audanzas del Valle, León, 1967). Vive en Valladolid desde niño y es profesor de Lengua y Literatura en el instituto de Tudela de Duero. Es autor de relatos, libros y poemas.

En 1992 publicó el relato, Conjúrote, triste Plutón, con el que ganó el Premio Letras Jóvenes de Castilla y León . Su primera novela, Este cuaderno azul, recibió el Premio de Novela Corta Ciudad de Móstoles. En ella relata el mundo de infancia en Audanzas del Valle, donde pescó peces y cangrejos a lo Tom Sawyer, se escapó en las siestas de verano, con toda la solana, para andar sin rumbo con la bici, y fumó los primeros cigarrillos. Este enclave del páramo leonés también impregna su libro de poemas , La casa del poema,  ilustrado por Rafael Vega. Algunos de esos personajes también aparecen  en su libro de relatos Historias del lector (1998).

La vida con David (2003),  es una novela distópica y de reflexión sobre el alma humana con una trama absorbente sobre un grupo terrorista ambientada en un futuro inexistente, aunque probablemente demasiado cercano a nuestra actualidad.

En Leipzig tuvo lugar un breve pero intenso capítulo de su vida. En esa ciudad alemana trabajó Johann Sebastian Bach y Franz Kafka publicó sus primeros libros. Con estos tres mimbres (borrascas sentimentales, Bach y Kafka), De la Huerga urdió una novela densa y barroca que lleva por título Leipzig sobre Leipzig (2005) y que ganó el Fray Luis de León de narrativa.

En 2010 le fue concedido el premio Hucha de Oro por el relato “Un pájaro de invierno”

En 2011, sale a la luz Apuntes de medicina interna, una novela de regreso al pasado familiar, una terapia para recuperar la memoria a través de diferentes voces y en la que el autor aprovecha para describir medio siglo de historia reciente de España a través de tres generaciones.

En 2013 publica Solitarios, un juego literario y poético con huellas de Fernando Pessoa, que reúne dos novelas breves emparentadas en las que sus personajes recorren las calles de esa ciudad Barrio de Piedra, que será la protagonista de su última novela, Pasos en la piedra (2016).

Entre la docencia y la escritura, siempre entre libros, su trayectoria como escritor sigue dando pasos cada vez más firmes sin renunciar al riesgo y a la exploración temática y formal. Compagina su labor literaria con la colaboración en prensa escrita y digital, así como la participación en foros de crítica y creación literaria, y talleres de lectura y escritura creativa.

Aquí puedes consultar su página en facebook.

Pasos en la piedrapasos piedra

Desde el club de lectura virtual os animamos a que sigáis la lectura de esta historia que ahonda en lo más profundo de una de nuestras tradiciones más arraigadas, que ha condicionado algunos momentos de la vida cotidiana de la gente sencilla de nuestros pueblos y ciudades. Barrio de Piedra es la ciudad que José Manuel ha construido para dar vida a todos esos personajes que van a recorrer sus calles, paso a paso, durante los días de la Semana Santa de un año muy significativo, 1977, en el que el gobierno de Adolfo Suárez legalizó el PCE, un sábado 9 de abril en plena Semana Santa, también llamado Sábado Santo Rojo.

Dentro de este microcosmos narrativo que nos propone el escritor, lleno de imágenes evocadoras, construidas con la minuciosidad de quien quiere proponer al lector su visualización, como si se tratara de una proyección cinematográfica, hay un coro de voces que con sus diferentes tonos forman un universo de ficción, creado a partir de hechos reales, donde la naturaleza, la música, la escultura, la arquitectura y la poesía lo inundan de belleza.

La conjugación de todos estos elementos hace que la novela esté concebida como un todo: su sugerente portada, diseñada por Rafael Vega, “Sansón”; la cartografía interior; el diseño de los capítulos; el transcurrir de los días o la preparación de lo que va a acontecer y que se va descubriendo a través de la tensión que va generándose en esta ciudad imaginaria, acompañada de fenómenos meteorológicos; por otra parte, frecuentes en esas fechas del calendario, pero que el autor consigue recrear de tal forma que parecen presagiar lo que va a ocurrir después.

Vamos a adentrarnos en la lectura de esta novela que nos induce a recorrer sus páginas, nos dirige paso a paso hacia la reconstrucción de su historia, una historia relacionada con la condición humana, y nos invita a enriquecerla desde la perspectiva de cada mente lectora.

Empezamos considerando algunos aspectos:

-El mismo diseño del libro suscita interés: ¿Qué te sugiere la imagen de la cubierta del libro? ¿Qué tipo de sociedad puede contener una ciudad llamada “Barrio de piedra”?

–  Barrio de Piedra, ciudad que ya  apareció en otra de sus novelas, “Solitarios”, está llena de referencias a calles, monumentos, paisajes naturales que nos recuerdan a lugares reales y cercanos. ¿Puedes señalar alguno?