Tierra de Campos, de David Trueba

Llega septiembre, mes por excelencia para plantearse nuevos propósitos, inicio de curso, nuevos planes y aquí estamos, en el Club de Lectura Virtual de Castilla y León para proponeros una nueva aventura lectora que nos acompañará en estas cuatro semanas.

Si te animas a leer con nosotros, la propuesta es “Tierra de Campos” del escritor David Trueba, publicado en este año 2017 por la editorial Anagrama en su colección “Narrativas hispánicas“.

En la red de bibliotecas de Castilla y León es un libro, aunque nuevo, bastante fácil de conseguir en diferentes bibliotecas; “clicando” en este enlace podrás acceder al catalogo con los ejemplares disponibles. (En la Biblioteca Pública de Soria puedes encontrarlo, además, en formato electrónico). Es una pena, pero aún no está disponible a través la la plataforma de préstamo de libros electrónicos de la la red de Bibliotecas de Castilla y León, ebiblio.

Aunque seguro que conocéis al autor, os dejamos una pequeña nota biográfica para que profundicemos un poco más su trayectoria, que iremos desgranado y analizando detalladamente durante este mes (fuente Editorial Anagrama):

David Trueba (Madrid, 1969) estudió periodismo, profesión que nunca ha abandonado. Sus artículos de prensa están recogidos en distintas antologías, la última de ellas Érase una vez (Debate, 2013). Ha dirigido en televisión espacios tan singulares como El peor programa de la semana o la serie ¿Qué fue de Jorge Sanz? Su carrera cinematográfica, aparte de guiones para otros directores como Los peores años de nuestra vida o La niña de tus ojos, transcurre entre su exitoso debut con La buena vida en 1996 y Vivir es fácil con los ojos cerrados, que en 2014 se alzó con seis Premios Goya, entre ellos el de Mejor Película. Su trayectoria como novelista ha estado siempre ligada a la editorial Anagrama desde la publicación de su primer libro, Abierto toda la noche, en 1995. En 1999 apareció Cuatro amigos, que mantiene un idilio ininterrumpido con los lectores, y en 2008 su novela Saber perder conquistó, entre otros, el Premio de la Crítica y el de mejor libro del año según El Cultural de El Mundo. Fue finalista del Premio Médicis en Francia y sus novelas están publicadas en una docena de lenguas.

David Trueba

David Trueba, (copyright) Pablo Hojas

A lo largo de este mes os iremos dejando una selección de recursos encontrados en la red sobre el autor y su forma de ver y entender la vida. Una de ellas, muy interesante, y que es la primera que os compartimos es esta que entrevista que le realizaron (vía correo electrónico, lo que le da un tono aséptico pero conciso y casi telegráfico) en la web www.aloslibros.com y en la Trueba nos cuenta mucho sobre su forma de entender, sobre todo, el mundo de los libros y la cultura, gracias a las preguntas de Daniel Heredia, y que nos deja sentencias sobre un tema tan interesante como la lectura electrónica como esta:

Los prototipos actuales de lectura electrónica son feos, cutres, primarios y uniformes

 

Tierra de Campos, ¿qué nos vamos a encontrar?

Suponemos que ahora esa sea la pregunta que os hagáis, ¿no?. Bueno, pues en nuestra opinión “Tierra de campos” vamos a seguir encontrando al David Trueba de sus anteriores novelas. Un autor en el que, en nuestra opinión, cuenta mucho el lenguaje cinematográfico del que indudablemente bebe. Una novela de estructura sencilla pero amena, escrita por momentos a modo de “road movie“, en primera persona siempre y llena de recuerdos del protagonista (analizaremos más adelante el estilo narrativo de la obra, por supuesto), que nos va a dar su visión especial de temas muy presentes en los textos de Trueba: la familia, la amistad y sus ambigüedades, la soledad, el amor y el deseo y los conflictos entre ambos, el pasado, nuestras raíces y orígenes, el futuro y la frustración vital, la trascendencia,… siempre aliñados con unos toques imprescindibles de humor (en los que dicho sea de paso Trueba es un maestro), otro tanto de nostalgia y en esta ocasión, como telón de fondo, la música, el universo en el que órbita la experiencia vital del protagonista de nuestra novela, Daniel Campos.

Claro, y seguro que os habéis preguntado el porqué de ese título, ¿que tiene que ver la Tierra de Campos en todo esto? ¿es nuestra Tierra de Campos castellanoleonesa?…. ¡por supuesto!. A lo largo de la lectura se nos irá desvelando la importancia real, física pero también metafórica de esta Tierra de Campos en el mundo del protagonista y en las intenciones de Trueba (algo nos aclara el mismo en el booktrailer que os compartimos algo más abajo).

La carretera se dibujaba en una recta infinita y gris que cortaba los campos a ambos lados. Campos que exprimían la paleta de toda gama de amarillos y ocres. Ese paisaje cobraba una familiaridad asociada a los viajes con mi padre. Su alma era eso, quizá.

Adelante, en estas 408 páginas de buena literatura reencontraremos o descubriremos a un gran autor del panorama narrativo de nuestro país.

Trueba - Tierra de campos

Para daros un último empujón y animaros a leer “Tierra de Campos” aquí os dejamos el vídeo promocional de la novela;

¡Nos encontramos, puntuales, la semana que viene!

Anuncios

Termina el misterio y encuesta

Ya hemos descubierto el misterio. ¿Os lo esperabais? Para mí ha sido sorprendente. Foenkinos ha estado jugando con nosotros hasta el final. Íbamos de un personaje a otro, sospechando, pero en mi caso, sin acertar. Yo pensaba como Jean-Michel Rouche, el crítico literario que había ido a menos , que el autor era el bibliotecario . No era así y nos hemos enterado algo más de su vida.

No se si os ha pasado a vosotros, pero cuando nos describía al crítico, sus formas de vestir, sus ademanes, sus pensamientos, me recordaba a aquel famoso teniente de televisión de hace varios años, Colombo.

La verdad que la historia del libro de Pick , cambió la vida para todos. En general a todos  para bien , aunque en algún momento a algunos les resultó un incordio. Fue un punto de inflexión en la vida de todos los protagonistas. Les hizo replantearse su vida, tanto profesional como personal.

Foenkinos ha vuelto a jugar con la realidad dentro de la ficción. Frédeéric Beigbeder sí es un escritor que entre su obra se encuentra la que menciona “El amor dura tres años” y es verdad que se la publicó Grasset, editorial que también existe, además con una trayectoria de más de 100 años, pues comenzó su andadura en 1907.

Han vuelto a aparecer más títulos y autores: 2666 de Bolaño; Los vagabundos  del Dharma de Kerouac; El proceso de Kafka; El libro de los amores ridículos de Kundera.

También encontramos los gustos musicales de Josephine y creo que nos pueden gustar a todos. Ahí os pongo el LP del que habla “Le mal de vivre” de Barbara y la canción en concreto que la gustaba más Göttigen. Espero que lo disfrutéis.

 

 

 

 

 

Cuando en la recepción estaban Maroutou ( el comercial) y Rouche ( el crítico), cada uno con sus problemas y la mujer que pasa a su lado les dice:  “Me recuerdan a Woody Allen y Martin Landau ( recientemente fallecido, el 15 de julio de este año)al final de la película Delitos y faltas“. La verdad que yo también me los había imaginado así, con esas caras.

 

 

 

 

 

 

Ha sido un libro agradable de leer. Nos ha hablado de muchas cosas .Me ha entretenido, me ha hecho pensar, me ha hecho reír, me ha emocionado. Foenkinos, de nuevo, no me ha decepcionado, pues después de Charlotte, parecía difícil que siguiera sorprendiéndonos. ¿Os ha pasado lo mismo?

Como final, me ha gustado mucho, como idea para llevarla a la práctica, lo que Margali le propone a Frédéric de hacerse cargo de un taller de escritura en la residencia de ancianos “para ayudarlos a escribir sus recuerdos“. Hoy día que tantos problemas de senilidad nos encontramos a nuestro alrededor y no solo de personas mayores, pues cada día vemos que hay más personas jóvenes con esos problemas

Ahora, abusando de vuestra paciencia, os tengo que pedir, que por favor, rellenéis el cuestionario.

Gracias por haberme permitido estar este caluroso mes de agosto con vosotros. Ha sido todo un placer.

 

 

Sigue el misterio Henri Pick

Hemos llegado a la mitad del libro y hay tantas cosas.  Nos darían pie a muchos debates.,

Aparece una nueva protagonista, Josephine, la hija de Madeleine y Henri Pick, que cobrará un papel importante en el desenlace de la historia.  Vive en Rennes  y por lo que nos cuentan de ella, parece que no está pasando por el mejor momento de su vida , abandono de hijas (síndrome del nido vacío) y del marido. No es una entusiasta de la lectura, aunque sí había leído “Gracias por este momento ” de Valérie Trierweiler, imaginamos por el morbo que despertó la publicación. Al igual que Madeleine, su madre, se muestra sorprendida y algo escéptica  porque su padre sea el autor de un libro, pero termina por afirmar lo que todo el mundo quería oír, su padre era el autor.

¡Y por fin se publica el libro “Las últimas horas de una historia de amor”!. Leyendo todo lo que ocurre entorno al proceso ,  da mucho que pensar. Varias frases ,  ponen el dedo en la llaga. No todo escritor parte con las mismas ventajas y no todo lo que se publica es lo mejor.  Para buscar el éxito se hace hincapié en la novela de la novela , con esto me viene a la mente cuando se lanzaron los libros  de Stig Larsson;  todo lo que se montó por el hecho de que él había muerto. O toda la puesta en escena entorno a los libros de Harry Potter. Me parece  preocupante  como nos dejamos llevar por eso  y hay dos frases de Madeleine  cuando la preguntan qué siente al ver ese entusiasmo y ella dice: “La verdad es que no lo entiendo”(yo tampoco) . “Solo es un libro“.

¡Cuántas veces magnificamos acontecimientos!. Hablando de libros, pues también lo hacemos con exposiciones, películas, teatros,deportes,…, me viene a la mente lo que ocurrió con “El código de Vinci” de Dan Brown. ¿Os acordáis? Todo el mundo  hablaba de él y parecía que no eras nadie si no lo habías leído ¿por qué ocurre eso?

También estoy de acuerdo cuando  se dice que en que hoy día hay más escritores que lectores. Hoy todo el mundo escribe, todo el mundo publica. ¡Es increíble!. Se ha perdido el pudor. ¡Con el respeto, la admiración y la envidia que tengo hacia los ESCRITORES! 

Estoy segura, que la predicción de Magali de que un día llegarían a Crozón autobuses llenos de japoneses se ha cumplido y no de japoneses precisamente. Crozón no será el mismo que lo era antes de publicarse este libro y me refiero a la historia real,no la ficticia.  Me recuerda a lo que ocurrió con Santa María del Mar en Barcelona. Cuando   iba allí, me gustaba ir a esa iglesia, pues tiene algo especial y siempre había alguien, pero eso, alguien. A raíz de publicarse “La catedral del mar”, aquello se convirtió en una romería continúa. No dejaba de asombrarme ver pasear a la gente por las naves con sus mochilas, pero riadas  de gente. Y como este caso, pues con otros igual. Nos sigue importando más la forma que el fondo.

Por si os apetece os sugiero este libro . 

Fácil de leer y bastante ilustrativo del fenómeno best seller

Y volviendo a nuestra historia. Foenkinos mezcla la realidad y la ficción. Así nos habla de un escritor,  Gustave Horn del que dice que le publicaron una obra por haber sido rechazada 32 veces: La gloria de mi hermano. Eso es una ficción. Pero lo que no es una ficción es cuando nos habla del  programa de televisión : Le Grand Librairie. Efectivamente presentado por François Busnel. Un programa literario en la TV5 francesa, los jueves en horario de máxima audiencia, 90 minutos de duración y lleva desde 2008 ¡qué envidia!.¿Por qué no hay esas cosas en nuestro país?

La cabecera, como veréis, es muy atractiva  y pegadiza

Foenkinos pasó por el programa un día antes del lanzamiento de este libro que fue el 1 de abril de 2016.

Como curiosidad , por ese programa de televisión, ha pasado nuestro escritor Arturo Pérez Reverte por el libro “Hombres buenos

En Francia el libro se titula: Le mystère Henry Pick. Personalmente me gusta más el título que se eligió para la traducción al castellano, así como la portada,pues es más simpática, más atractiva (otro de los temas que podíamos hablar, la influencia  de las portadas  a la hora de leer un libro)

 

Aquí también han aparecido nombrados varios libros y autores : Eugenio Oneguin de Pushkin; La conjura de los necios de John Kennedy Toole; Sumisión de Houllebecq; El mar de las Sirtes de Julien Gracq; Karoo de Steve Tesich; Philippe Jaenada; J.D. Salinger; Thomas Pynchon ; Proust … A la vista de tantos libros y autores, con “La biblioteca de los libros rechazados” , al igual que ocurrió con Firmin de Sam Savage y “Una lectora nada común” de Alan Bennett, podíamos hacer una guía de lectura para todo el año.

Bueno, creo que ya es el momento que emprendamos la recta final de esta lectura, pues todavía nos esperan más personajes y sorpresas. ¡A por el final!

 

La biblioteca de los libros rechazados

Las tres partes que hemos leído es como el preámbulo de lo que vendrá después. Nos va situando, aunque también jugando con nosotros.

En la primera, se nos presenta el lugar donde va a ocurrir la historia, Crozón  y  los primeros personajes: Gourvec, el bibliotecario que con su iniciativa, según Foenkinos,  y basada en una idea americana, “la Biblioteca Brautigan“, ha dado pie a esta historia.

También aparece Magali, su ayudante y que más tarde con la muerte del bibliotecario se convertirá en la bibliotecaria oficial.

En la segunda, la acción transcurre en París y Crozón y aparecen dos personajes esenciales para la historia: Delphine Despero, la editora que descubre el manuscrito y Frédérick Koskas, el escritor fracasado que al convertirse en su pareja la acompaña de vacaciones a la Bretaña.

En la tercera, que también transcurre en Crozón, nos encontramos con Madeleine Pick, viuda de Henri Pick, supuesto autor del manuscrito encontrado por Delphine y Frédérick.

Y ahí, por todos lados está  Richard Brautigan, que seguirá apareciendo a lo largo de la obra, por eso aquí tenéis el enlace de sus obras en las bibliotecas de Castilla y León , por si queréis leer algo de él.

También se cita  a otros autores, libros, personajes,…,  de todos los cuales encontrareis el enlace a nuestras bibliotecas: Pushkin  . Oblómov de Goncharov. El barón rampante de Calvino; HHhH de Laurent Binet.  La posibilidad de una isla de Houellebecq.  El paseo de  Walser. El topo que quería saber quien se había hecho aquello en su cabeza. 

Hacen el paralelismo del encuentro de la obra de Henri Pick con Vivian Maier, una fotógrafa estadounidense  que su obra se conoció después de muerta

 

 

Vemos que a Gourvec, el bibliotecario, al presentárnoslo, por su aspecto y modo de vida algo huraña, nos podría parecer frío, indiferente, lejano, raro y resulta que era todo lo contrario: entrañable, cercano, próximo. Se le ve un buen profesional y que lo más importante para él son los usuarios. ¿Cuántas veces juzgamos a las personas por su aspecto o modo de vida?. Tenemos que profundizar más y no quedarnos con las apariencias.

“…sabía escuchar, puesto que sabía leer,…”. Me ha parecido precioso lo que se nos atribuye a los que leemos. Intentaremos que así sea.

Vosotros, en vuestras bibliotecas, ¿os sentís como Gourvec hacía sentir a sus lectores: específicos, únicos,..? ¡cuánto nos gustaría a los bibliotecarios que así fuera!. Incluso logró ,que alguien como Magali, que no la interesaban especialmente los libros, pero sí el trabajo, se convirtiera en una profesional de la biblioteca.

Foenkinos, en una nota, hablando de Brautigan, dice que se podía haber creado “la biblioteca de los invisibles”. Yo conozco una con algo parecido. Los libros que nunca se han leído en esa biblioteca, aparecen con un gomet amarillosto, estos libros se encuentran entre sus compañeros, y de ver que a ellos nunca los sacaron del estante para leerlos, les ha dado una urticaria amarilla por la envidia, de ahí el gomet amarillo. Sabemos, que al aparecer así, algunos usuarios se han interesado por el tema, y por fin, a algunos les ha desaparecido la urticaria. ¡Cuántos libros hay en nuestras bibliotecas que están en esa situación! ¡Podíamos interesarnos por ellos y seguro que nos llevamos sorpresas!

Delphine, una chica joven,  moderna, ambiciosa y que se la ve como una trabajadora que amaba y disfrutaba con su trabajo. “Esa había sido la educación que sus padres habían intentado darla para que se entusiasmara, se interesara, se maravillara” ( otra de esas frases lapidarias de Foenkinos)

Fréderick, ese escritor novel que aparentemente iba a tener todo y se quedó en nada, bueno, profesionalmente hablando, pues personalmente ese libro que fue un fracaso le cambió la vida. ¡Cuántas veces nos ocurre como a él! De algo malo aparentemente, surge algo mejor.

¿Y Madeleine? Esa viejecita de pueblo, genuina, clara, que ha asumido y se ha acostumbrado a vivir su viudedad y que de repente le dicen:  ¡ su marido ha escrito un libro!.  Él, que según ella, “no leía nunca nada, no siendo la programación de la tele”. ¡Cuántas sorpresas nos puede deparar la vida!

Bretaña, la región donde ocurre nuestra historia, es muy parecida a nuestra Asturias o Galicia, no solo en el paisaje ,sino también en la gastronomía. Y en Bretaña son típicos dos postres: los crêpes, que son dulces y las galettes, que son saladas. Estas son más parecidas a las pizzas, por eso posiblemente en el libro aparezca Henri Pick como maestro pizzero.

Es tal el parecido a nuestras tierras ,  que en un momento compara el hecho de ir a llevar los libros a la biblioteca de Crozón ( comuna perteneciente al departamento de Finisterre) , como la peregrinación en versión literaria del de Santiago.

Aquí tenéis unas fotografías de Crozón, Morgat (donde residían los padres de Delphine) y por supuesto, de la biblioteca de Crozón , llamada Henri Queffélec , en homenaje a un escritor francés  Gran Premio de la Academia Francesa. Debe ser como nuestro premio Cervantes

Nota: Las imágenes tienen insertadas  información

 


 

 

 

 

Como veréis , allí se paga por ser socio de la biblioteca. Y aunque es un lugar pequeño, trabajan varias personas, formando el equipo de la biblioteca. Unos son trabajadores pagados por el ayuntamiento y otros voluntarios.

 

 

 

 

Y todos los años , el primer fin de semana de agosto, celebran un festival del música: “Festival du Bout du Monde”

Y para esta semana a leernos las partes 4,5 y 6

La Biblioteca de los libros rechazados, de David Foenkinos

Mes de agosto. Mes de vacaciones por excelencia, pero el club de lectura virtual no cierra por vacaciones. Aquí continuamos para quien quiera acompañarnos en las lecturas.

El libro que hemos elegido, La biblioteca de los libros rechazados de David Foenkinos, es una lectura  no muy extensa (288 páginas), muy sencilla, refrescante, con humor, intriga y muchas sorpresas. Nada es lo que parece

Está contado en tercera persona.

Recorre todos los ámbitos del mundo del libro:edición, crítica, escritura, marketing, comerciales, librerías …y también,  biblioteca y bibliotecarios.

Vais a ver que además se citan a muchos autores y sus libros

Tiene dos ejes:

  • La existencia de una biblioteca que acoge originales rechazados por las editoriales
  • El misterio de uno de estos textos, descubierto por una editora parisina y como esto trastoca la vida de todos.

Si queréis saber algo más del autor

Entrevista con motivo de la publicación de este libro

Otras obras de David Foenkinos  (pinchando en ellas, veréis en que bibliotecas se encuentran)

 

 

                                

 

 

 

 

                                                      

 

Como el libro está dividido en 9 partes , esta semana, podemos leer las tres primeras. En ellas aparecen la mayoría de personajes de la obra y los lugares en los que está ambientada

Comienza así:

En 1971, el escritor norteamericano Richard Brautigan publicó The Abortion[1]. Se trata de una intriga amorosa bastante peculiar entre un bibliotecario y una joven de cuerpo espectacular. Un cuerpo del que esta es víctima, por decirlo de alguna manera, como si la belleza estuviera maldita. Vida, que así se llama la protagonista, cuenta que un hombre se mató al volante por culpa suya; subyugado por aquella transeúnte pasmosa, sencillamente se olvidó de que iba conduciendo. Tras el batacazo, la joven echó a correr hacia el coche. Al conductor, ensangrentado y agonizante, solo le dio tiempo a decir, antes de morir: «Qué guapa es usted, señorita».

A decir verdad, la historia de Vida nos interesa menos que la del bibliotecario. Pues en él reside la peculiaridad de esta novela. El protagonista trabaja en una biblioteca que acepta todos los libros que han rechazado las editoriales…

Continuar con la lectura…Habrá muchas sorpresas