Diccionario “sonámbulo”

Una de las primeras características que vamos encontrando a medida que avanzamos con la lectura de “Tierra sonámbula” es la creación y recreación de palabras, algunas de ellas muy sugerentes.  Juegos de palabras que nos trasladan más a la tradición oral que a la escrita. Por eso es tan importante la nota de traducción que encabeza el libro porque, especialmente en textos así, la traducción es un sufrimiento para el traductor…y para el escritor.

Muchas de estas nuevas palabras son intraducibles porque se refieren a elementos culturales sobre los que no tenemos relación ni referencias y lejos de convertir la lectura en un reto se convierten en un aliciente, un aliciente para construir nuestro propio diccionario “sonámbulo”. Y es que estas palabras inventadas o recreadas o intraducibles según los casos son, en general, maravillosas y ligan la escritura de Couto con uno de los más grandes escritores de lengua castellana, García Márquez, una de sus máximas influencias literarias. “Realismo real” de Couto con “Realismo mágico” de García Márquez.

Algunas de estas palabras son sublimes, sonoras, onomatopéyicas, geniales como “bumbumbar” que podríamos traducir como el sonido del corazón en el pecho; “moribundar”  que vendría a ser andar moribundo en algún lugar incierto, o “pescadearse”. ¿Quién no ha querido “pescadearse” en alguna ocasión? Pescadearse, para quien todavía dude,  es convertirse en pez.

Por eso hemos recurrido a la creación de un “diccionario sonámbulo” para destacar parte de esas palabras que nos han deslumbrado y que necesitan tener un espacio propio en el que podamos recrearnos con ellas. Las definiciones las dejamos para quienes leáis el libro, porque para darles sentido hay que leer y dejarse llevar por este texto. Faltan muchas. Si nos ayudas las completamos y si las comentas podremos ayudarte a descifrarlas. ¿Te apetece?

Diccionario Sonámbulo

A

Abismaravillado

Abismayarse

Astrodía

B

Barrigar

Bumbumbar

C

Cariñenta

D

Dedocuidar

Desandarín

Desenmudecer

Desconocible

Desconseguir

Desrecordar

E

Ecoar

Escalofriar

Esperante

Estrellinoso

G

Gesticallada

H

Historiñador

I

Infinitarse

L

Lloriqueadeiras

M

Malfragar (mal naufragar)

Maridifunto (marido difunto)

Marmurmurar

Moribundar (andar moribundo en un lugar incierto)

Multiabrirse

P

Parecencia

Pensamientar

Pequeñizarse o pequeñarse

Pescadearse

R

Riar (el correr de un río)

Ruedopeatón (peatón que camina en círculos)

S

Solitariarse

Sonambulante

Soñatriz

T

Tembloluciente

Temblomedroso

Temedroso

Trotaulear

V

Vagandar

Viceversátil

Viusoltero

Invitación a la lectura de “Tierra sonámbula” de Mia Couto

“La guerra civil se recrudece en Mozambique en los años ochenta del pasado siglo y la población huye de sus casas. El anciano Tuahir y Muidinga, un niño que fue rescatado de la fosa donde iba a ser enterrado, buscan refugio en un autobús calcinado. Entre los efectos personales de uno de los pasajeros muertos encuentran unos cuadernos que narran su vida”.

Este extracto de la contraportada de “Tierra sonámbula”, fue nuestro primer contacto con la obra de Mia Couto porque, la elección de este libro como lectura para el Club de Lectura Virtual de Castilla y León, fue una decisión colectiva del Club de Lectura de la Biblioteca Pública de Villamayor. Nos decantamos por literatura africana, de la que no habíamos seleccionado ningún título durante el curso, e hicimos caso a una frase de una entrevista con el autor en la que señalaba que “En Mozambique, lo que no se ve es más importante que lo que se ve”.

Al seleccionar un libro de una literatura “desconocida” no supimos ver en principio que el país de origen del escritor, aunque invitaba a pensar que sería de raza negra en realidad era blanco o que ese Mia Couto no se refería a una escritora sino a un escritor. Todo ello razones suficientes para acercarnos al libro con una mirada especialmente curiosa.

En esa misma entrevista también se dejaba intuir que Couto era un mago de las palabras. Un mago muy real: “África está llena de Macondos”, decía. Y en Mozambique, precisaba no es que se viviera puro realismo mágico sino que era “realismo real”. Y eso le fascina. “Tengo el privilegio inmenso de vivir en un país donde se producen historias… Mozambique existe porque es un gran productor de historias”. Y no hay nada más sugerente que el que te cuenten historias, que te muestren la tremenda fuerza de la oralidad de un país y la manera de transmitir sus pensamientos. Además en África, pero sobre todo en esta zona, la cultura impresa es eminentemente urbana, los pueblos la tienen oral y en Mozambique el 90% de la población es rural. De hecho Couto señala en esa misma entrevista que en su país a la ciudad se la llama Xilunguini, el lugar donde viven los blancos. Si te enamoran los cuentos este es uno de tus libros.

Por eso acercarse a “Tierra sonámbula” es hacerlo también a la personalidad muy marcada de un escritor peculiar en muchos sentidos. António Couto, ‘Mia Couto’, es hijo de exiliados portugueses a Mozambique en los años cincuenta y, entre otros, posee el Premio Camões de Literatura, el más prestigioso de los premios en lengua portuguesa . Un escritor que está en contra de ser solo escritor  tener que hablar solo de su obra, un escritor que no terminó medicina, que es biólogo, ecologista, colabora con diarios y revistas o que ha hecho teatro. “Un truco para ser feliz es ese, desdoblarse en muchas vidas y personajes, transformarse uno en su propia narrativa”. Su personalidad diversa es lo que refleja en este libro lleno de personajes, historias que se contaminan entre sí, que se transforman, con un lenguaje peculiar, genial y creativo.

Esta primera entrada en el blog del Club de Lectura es pues más una invitación a la lectura sosegada con cuaderno de notas, lápiz y papel, si pudiera ser, de “Tierra sonámbula” que cualquier otra cuestión. Nosotras lo hemos hecho así. Porque ese mestizaje de lenguas, la portuguesa y las autóctonas, mestizaje de culturas, la portuguesa y la africana, es la principal característica de un libro que sorprende en cada página. De hecho en este libro la lectura de la “Nota sobre la traducción” realizada por Eduardo Naval, su traductor, merece toda la atención, por su acertado planteamiento y por el reconocimiento de la dificultad de un trabajo, en demasiadas ocasiones, poco reconocido.

Nos encantaría que nos acompañases con esta lectura. ¿Empezamos?

Valora y comenta Barra Americana

Termina junio y con él esta lectura. Esperamos que haya gustado esta propuesta y si queréis podéis  valorar y comentar qué os ha parecido y si la recomendarías a otros lectores.

 

Hacer estragos.

Barra Americana se publica en 2013 por segunda vez,  ahora en la editorial Delirio. Rompedora como los libros que publica “libros cuadrados como puños” integra en su catálogo a autores como Javier García Rodríguez con una obra muy introvertida, meditada y personal.

757606192_261e8d5a9f_b.jpg

Este conjunto de relatos tejidos a modo de puzle o patch work literario se nutre de artículos que el autor comenzó a publicar en revistas cuando el mismo entendió que estos  no eran ya memoria de sus vivencias sino que ya eran ficción.

El propio título “Barra Americana”, potente y poderosa frase que llama la atención siendo muy significativa desde el punto de vista de lo que en el interior se puede ofrecer.

Los relatos tejidos un poco para que se  vean las costuras y fluya la narración sin necesidad de ajustarse a los cánones, pretenden ser un poema, un espacio de indeterminación donde el lector debe intervenir. Pero también y como no podía ser de otra forma para acompañarnos en la lectura se incluyen citas de otros libros y canciones de nuestro acervo cultural americano-español, dichos populares y novelas de grandes escritores a través de las cuales conocimos Estados Unidos antes de  conocer Estados Unidos*.

¿Cuantos relatos lleváis leídos?

*(frase de Jorge Martínez Lucena, en su reseña sobre Barra Americana para IN/Ficcion)

 

Barra americana de Javier García Rodríguez

cubierta

Barra americana es un libro inclasificable, un conjunto de relatos y un diario y un libro de viajes donde Estados Unidos es el factor común que une a todos los textos (experiencias) y donde nada nos es ajeno  porque esas cosas que suceden ya las hemos vivido antes a través del cine o de la televisión. Javier García Rodríguez, el autor, mezcla la realidad y la ficción para intentar que el lector se desconcierte. Como él mismo declara “Son experiencias propias como es previsible en estos casos, pero no es un libro de viajes. Está todo situado en Estados Unidos, donde yo he vivido, pero no es un libro de viajes al uso, ni es una guía, ni una autobiografía”.

 

retrato de Javier García RodríguezJavier García Rodríguez (Valladolid, 1965) es filólogo, profesor universitario, escritor, crítico literario y gestor cultural. Comenzó su carrera docente en 1989 en la Universidad de Iowa (Estados Unidos), y en 1991 se trasladó a la  Universidad de Valladolid. Desde 2011 es profesor titular en el Área de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Oviedo. De 2014 a 2016  fue Director de la Cátedra Leonard Cohen

Javier es autor de numerosos trabajos académicos y divulgativos sobre literatura y cine y también de varios libros de poemas y narraciones enfocadas a un público más juvenil. Entre sus obras destacan:

·        Los mapas falsos (1996),

·        Estaciones (KRK, 2007) y

·        Qué ves en la noche

·        Mutatis mutandis

·        Barra americana

·        Líneas de alta tensión: literatura crónica que viene a cuento

·        La tienda loca

·        Un pingüino en Gulpiyuri