Diccionario “sonámbulo”

Una de las primeras características que vamos encontrando a medida que avanzamos con la lectura de “Tierra sonámbula” es la creación y recreación de palabras, algunas de ellas muy sugerentes.  Juegos de palabras que nos trasladan más a la tradición oral que a la escrita. Por eso es tan importante la nota de traducción que encabeza el libro porque, especialmente en textos así, la traducción es un sufrimiento para el traductor…y para el escritor.

Muchas de estas nuevas palabras son intraducibles porque se refieren a elementos culturales sobre los que no tenemos relación ni referencias y lejos de convertir la lectura en un reto se convierten en un aliciente, un aliciente para construir nuestro propio diccionario “sonámbulo”. Y es que estas palabras inventadas o recreadas o intraducibles según los casos son, en general, maravillosas y ligan la escritura de Couto con uno de los más grandes escritores de lengua castellana, García Márquez, una de sus máximas influencias literarias. “Realismo real” de Couto con “Realismo mágico” de García Márquez.

Algunas de estas palabras son sublimes, sonoras, onomatopéyicas, geniales como “bumbumbar” que podríamos traducir como el sonido del corazón en el pecho; “moribundar”  que vendría a ser andar moribundo en algún lugar incierto, o “pescadearse”. ¿Quién no ha querido “pescadearse” en alguna ocasión? Pescadearse, para quien todavía dude,  es convertirse en pez.

Por eso hemos recurrido a la creación de un “diccionario sonámbulo” para destacar parte de esas palabras que nos han deslumbrado y que necesitan tener un espacio propio en el que podamos recrearnos con ellas. Las definiciones las dejamos para quienes leáis el libro, porque para darles sentido hay que leer y dejarse llevar por este texto. Faltan muchas. Si nos ayudas las completamos y si las comentas podremos ayudarte a descifrarlas. ¿Te apetece?

Diccionario Sonámbulo

A

Abismaravillado

Abismayarse

Astrodía

B

Barrigar

Bumbumbar

C

Cariñenta

D

Dedocuidar

Desandarín

Desenmudecer

Desconocible

Desconseguir

Desrecordar

E

Ecoar

Escalofriar

Esperante

Estrellinoso

G

Gesticallada

H

Historiñador

I

Infinitarse

L

Lloriqueadeiras

M

Malfragar (mal naufragar)

Maridifunto (marido difunto)

Marmurmurar

Moribundar (andar moribundo en un lugar incierto)

Multiabrirse

P

Parecencia

Pensamientar

Pequeñizarse o pequeñarse

Pescadearse

R

Riar (el correr de un río)

Ruedopeatón (peatón que camina en círculos)

S

Solitariarse

Sonambulante

Soñatriz

T

Tembloluciente

Temblomedroso

Temedroso

Trotaulear

V

Vagandar

Viceversátil

Viusoltero

Anuncios

2 comentarios en “Diccionario “sonámbulo”

  1. Ana dijo:

    Cuando comencé la lectura de “Tierra sonámbula” me encontré con los dos datos que, supongo, sorprenden a todos los lectores de Mia Couto: la primera, que es un escritor y no una escritora, y la segunda, que su origen es portugués, lo que me hizo dudar de si su visión de Mozambique sería la de un no nativo del país. También era mi primer acercamiento a la literatura africana, aunque quizá decir literatura africana puede resultar algo excesivamente vago, dado lo inmenso del continente, donde es posible que existan tantas corrientes y estilos literarios como países, lenguas, dialectos, o pueblos…. Sin embargo, el acercarme desde el desconocimiento más absoluto de lo que podía encontrarme haya hecho que la experiencia haya sido más rica y sorprendente. Al llegar a la “Nota del traductor” tuve la tentación de saltarla para lanzarme de cabeza a la lectura del libro en sí. Esto habría supuesto un gran error, pues en pocos libros dicha aclaración es tan importante, fundamental diría, para lo que desde la primera página nos vamos encontrando. Sugiero que alguien le haga una estatua a Eduardo Naval, su traductor, pues su trabajo es de tal complejidad que en algunos momentos permite comprender lo que comenta en su nota, que el trabajo del traductor no es una simple transcripción de conceptos, sino que llega a convertirse en una re-escritura del texto original, dada la mezcla del idioma portugués y los dialectos de Mozambique. Además de ello, Mia Couto es un auténtico mago del lenguaje, un maravilloso inventor de palabras, un poeta que traslada
    los sentimientos a las palabras que mejor se pueden acercar a su sentido. ¿Quién si no podría inventar la palabra “bumbumbar”, con la que sientes de forma casi física el sonido del corazón saltando en el pecho?¿O quién no querría sentarse frente al mar para escuchar su “marmurmurar”? Son cientos los neologismos que inventa Couto y traduce Naval, o que éste inventa al traducir del portugués-mozambiqueño, a cual más bello y más evocador. Me quedo con infinitarse, sonambulante, pequeñizarse,abismaravillado,pequeniñez,espejismaciones….En muchos momentos de la lectura me he traslado desde Mozambique hasta la otra punta del punto,Sudamérica, que quizá en su esencia más profunda esté más cerca de lo que pudiéramos pensar, si en el puzzle que formaba la Pangea, África y América encajaban perfectamente, pues las historias, cuentos y leyendas de la tradición oral de Mozambique y quizá de más territorios de África me han hecho evocar el realismo mágico de autores como Gabriel García Márquez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s