Seguimos comentando “El informe de Brodeck”

Acabábamos el anterior comentario subrayando que Philippe Claudel pretende que el lector reflexione sobre lo verdaderamente importante del relato; para ello, desde un plano formal, el autor se centra en lo esencial sin perder el tiempo en descripciones físicas detalladas de personajes, ni datos tanto históricos como situacionales.

En este sentido si nos detenemos en el aspecto lingüístico el autor utiliza un lenguaje claro y fluido. Se apoya además en una prosa sencilla que evita la sensiblería. Llama la atención el uso reiterado a lo largo del texto de vocablos en el idioma original, acompañados de su traducción. paginas_148-149-dialecto_post-recortado-reducidoClaudel podría haber escrito únicamente el término traducido pero ha optado por citar también el término original: Teufläsgot, fulano, Deeperschaft, la lengua interior, Dörfermesch, unos hombres del pueblo, etc. ¿Con qué intención lo hace?. Se puede interpretar que de esta manera el autor quiere que visualicemos a lo largo del relato el origen distinto de determinados personajes, plasmado en sus respectivos dialectos, y así dejar claro quién pertenece a cada grupo: tú hablas un idioma o dialecto distinto al nuestro y por tanto no perteneces a nuestra comunidad; sin la mención del término original este efecto quedaría desapercibido. ¿Estás de acuerdo?. Es el caso, por ejemplo, de El Anderer, el otro, que viene de otro país, y que para saber si entiende el idioma del pueblo le escriben la frase de bienvenida en el dialecto local.

El dialecto como instrumento de exclusión lepidoptero-rex-flammaequeda reflejado muy visualmente con la historia que el capitán Buller cuenta a los vecinos sobre las mariposas “Rex Flammae”, cuando se sienten amenazadas se avisan con un lenguaje que las que no pertenecen al grupo no entienden y así las entregan al depredador como presa. Este símil marcará el destino de Brodeck cuando sus propios vecinos le eligen a él y a Frippman, entre otras razones, porque provenían de otro lugar, con distinto idioma.

El doble significado de ciertos  términos en dialecto también es importante para entender el devenir de los acontecimientos. En la frase de bienvenida a El Anderer, la palabra vroh posee dos significados: “contento”, o “vigilante”, según el contexto que se emplee, si se opta por el segundo, nos encontramos ante una frase inquietante que luego no ha dejado de resonar en mi mente como una especie de advertencia que lleva ya en su seno un atisbo de amenaza, como una hoja de cuchillo. En otro momento, cuando el capitán habla de “purificar el pueblo” utiliza la palabra fremdër para dirigirse a los que no le gustan, piojosos; Brodeck en un principio le quita importancia al término pero Didème le recuerda que también significa extranjero, y Brodeck lo es.

En cuanto a la estructura narrativa podemos decir que no es lineal,  da constantes saltos temporales, y de un lugar hacia otro. Esto se conoce como asociación libre y un ejemplo muy claro se da entre las páginas 222 y 223 donde llegan a darse cinco cambios de espacio-tiempo: Brodeck está contando a El Anderer que Fédorine llega hasta el granero en busca de las mujeres desaparecidas; en ese momento, y por asociación de ideas, Fédorine empieza a contar a Brodeck  lo que le pasó a Emélia, y de nuevo, por asociación de ideas, Brodeck se detiene a recordar cuando él vuelve del campo de concentración y ve por primera vez a Emélia. Vuelve al relato de Fédorine cuando le cuenta a Brodeck cómo encontró a las mujeres en el granero, sólo Emélia estaba viva, cantando su canción. Al final de la página 223 Brodeck retoma el relato de su vida a El Anderer, disculpándose a éste por haber desnudado su corazón sin su permiso.

El mismo Brodeck reconoce esta asociación libre cuando en un momento de la historia confiesa: “Avanzo, retrocedo, me salto el hilo temporal como quien salta una cerca, me voy por las ramas y, sin quererlo, quizá no explico lo esencial”.  Algunos lectores opinan que estos continuos cambios espacio-temporales hacen perder el hilo argumental. ¿Estás de acuerdo?, ¿Te parece que Philippe Claudel abusa de este recurso narrativo?.

Esperamos tus comentarios

Anuncios

4 comentarios en “Seguimos comentando “El informe de Brodeck”

    • Una observación interesante. Vemos que en la edición francesa al citar De runghäre, le sigue su traducción en francés entrecomillada “les Coureurs”, y en la inglesa De Runhgäre, “the Runners”. Entendemos que en la edición alemana los términos en dialecto se conservarán, seguidos de su traducción al alemán. Invitamos, en todo caso, a nuestros lectores alemanes a darnos su visión de la edición en alemán. Muchas gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s