Poesía soy yo… Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnikahora

           en esta hora inocente

yo y la que fui nos sentamos

en el umbral de mi mirada.

(Árbol de Diana, 1962)

La poesía es el lugar donde todo sucede. A semejanza del amor, del humor, del suicidio y de todo acto profundamente subversivo, la poesía se desentiende de lo que no es su libertad o su verdad.

Nació en Buenos Aires en 1936. Hija de inmigrantes judío rusos, tuvo una infancia difícil. A los 18 años concluye los estudios secundarios y comienza un periodo de titubeo académico a medio camino entre las aulas de Filosofía y las de Periodismo; pero al final se decanta por seguir su vocación literaria. Su padre le costea su primer libro y paga también al psicoanalista que trata de poner orden en el desorden mental que sufría Alejandra, tenía trastorno límite de la personalidad.

A los 24 años viaja a París donde permanece durante cuatro años trabajando en una revista y haciendo traducciones de autores surrealistas. Es aquí donde entabla amistad con Octavio Paz, Rosa Chacel o Julio Cortázar.

Entre 1970 y 1972 entra en un estado de depresión muy grave que la lleva a intentar quitarse la vida en varias ocasiones hasta que al final es ingresada en un hospital psiquiátrico. Los fines de semana regresa a su apartamento pero en uno de estos permisos es cuando, el 25 de septiembre de 1972,  decide poner fin a su vida con una sobredosis de Seconal. Tenía 36 años.

la muerte se muere de risa pero la vida

se muere de llanto pero la muerte pero la vida

pero nada nada nada

(Balada de la piedra que llora)

A pesar de su corta vida, Alejandra Pizarnik dejó un extenso legado literario donde no hay cita, ni frase, ni palabra gratuita en toda su obra. Su poesía es surrealista y metafísica; de temática nocturna y angustiada; pero también transparente y muy elaborada. Poemas que van hacía lo oscuro, hacía la noche, hacía el silencio… pero en busca de refugio.

¿Conocéis a esta poeta? ¿Habéis leído sus poemas? ¿Tenéis alguno favorito?

Para saber más…

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Poesía soy yo… Alejandra Pizarnik

  1. “No puedo hablar con mi voz sino con mis voces” A.P.
    Felicito a la/las persona/s que habéis seleccionado a estas tres grandísimas poetas: tres mujeres, dos de ellas lesbianas, dos de ellas suicidas….. sobre todo tienen en común el empeño por indagar el espacio transgresor, por habitarlo, darle voz, viviendo al otro lado del espejo dispuestas a pagar el precio. Aunque no puede decirse que sean lecturas refrescantes para el verano, son imprescindibles, pues más allá del azul el cielo siempre es negro, dice Rafael Chirbes en Crematorio, algo así. Me atrevo a recomendaros los textos en prosa de A. P. y el poema “Alejandra entre las lilas” de Cristina Peri Rossi, otra grandísima, creo que está en Diáspora.

    • I

      Quizás fuera el nombre
      dulce de Alejandra
      o esas lilas de los muros
      soplando en la noche densa
      o fuera
      la nocturna cacería
      de palabras deslizándose
      en el vidrio
      que te precipitó a la muerte
      en la solitaria
      duración de un grito
      a medianoche
      cómplice de nombres oscuros
      impronunciables.

      IV

      Y en el silencio escondido adentro de la casa
      y en el silencio que queda
      cuando se van los amigos
      en el silencio de los ceniceros
      y los vasos ya sin agua
      quisiste establecer la palabra exacta
      sin saber
      que el silencio y las palabras
      son apenas agonías.

      Alejandra entre las lilas de Cristina Peri Rossi (Diáspora, 1976)

      ¡Gracias marimer55!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s