Personajes en busca de un Paraíso

“Lo más auténtico de la condición humana: que buscamos un Paraíso, porque alguna vez tuvo que haberlo en un lugar. Y seguro que ese paraíso estaba más cerca de lo que uno creía”.

8102-EL%20JARDÍN%20DE%20LAS%20DELICIAS

 

Para los personajes que viven dentro de la ciudad, el Paraíso es un lugar lejano, más allá de la muerte, y para conseguir llegar hasta allí necesitan recrearse en el dolor y el sufrimiento. Para los que viven fuera de la ciudad, el Edén está más cerca, algunos viven en él, otros, penitentes, lo buscan constantemente no exentos de contradicciones:

Dos personajes que parecen haber encontrado su Paraíso en la naturaleza:

Claudio Pino, poeta zen, eremita, místico que ha emprendido el camino lejos del entendimiento de las demás criaturas. Lejos del mundanal ruido, vive en una isla libre de todo prejuicio con la única manía de escribir jaikus. Había perfeccionado tanto su alma liberada que es el primero en tener la percepción del pájaro mítico. “…vivía en una choza el poeta Claudio Pino, sin ninguna exigencia, ninguna preocupación. Ningún deseo. Ninguna esperanza tampoco. Fluir con el río…”

                                 “Entre las piedras

                                   argamasa del cielo

                                  el sol te abraza”

Antonio, el Pajarero. Personaje que se ha fundido con la naturaleza, ornitólogo apasionado que busca al “solitario” desesperadamente para completar su sed de conocimiento sobre la vida natural de las aves. “Desde muy joven había cogido, por ósmosis acaso, el hábito aviar de descabezar pequeños sueños intermitentes, en cualquier posadero, siempre alerta a un cambio sutil entre el ramaje”. Está a punto de lograr la percepción extrasensorial del solitario, pero solo logra escuchar su leve canto durante unos segundos.

Dos personajes que han encontrado su Paraíso en las artes plásticas y en la música:

Tapias, artista imaginero, aquejado de los males de la poliomielitis, que busca la belleza apartado en su cueva a la que no dejaba entrar a nadie, su refugio para crear. Buscaba su obra perfecta producto de la belleza y el amor frente a la expresión de dolor . “La Resurrección, si era , tendría que ser bella y joven, recién salida del jardín del Paraíso, sin pecado, salvaje, sin la carga de sufrimiento con que cualquiera, y no dijéramos él, había sido marcado a fuego desde su nacimiento”.

El arte es la materia vital contenida en numerosas páginas llenas de bellas descripciones, como el cuadro de la “Magdalena Penitente de George de La Tour” (págs.169-170).

Georges_de_La_Tour_007

 

Víctor del Vall, fraile sumergido en la música, rebelde, de vocación innata. :“El hermano del Vall perdía la noción del tiempo en una jornada cualquiera: se olvidaba de comer, de ducharse, de cambiarse de ropa, no digamos de afeitarse o cortarse el pelo”.

En las páginas de Pasos en la Piedra hay varias alusiones a obras musicales: Stábat mater (himno reigioso),Ponge lingua( canto gregoriano), Gaudeamus igitur (himno) La Lacrimosa (de Mozart), “Hijas de Jerusalén” (de Lambert), “Oficio del viernes” (de Tomás Luis de Victoria), “El novio de la muerte”  (himno de la Legión)o la música de Pau Casals, maestro de Víctor del Vall, y su bello ” canto de los pájaros”, que podéis escuchar en el siguiente vídeo:

Personajes que trasiegan dentro y fuera, que buscan el Paraíso refugiándose en la lectura, la escritura y el conocimiento. Viven llenos de contradicciones y conflictos internos porque no les convence el Paraíso que les proponen desde Barrio de Piedra:

Germán: Es el hijo pródigo que vuelve a su ciudad, con la mirada crítica de quien se ha abierto al mundo. Se avergüenza y se emociona a la vez cuando revive los pasos de la gente en Semana Santa. Su Paraíso está dentro de él mismo, en su capacidad de reconciliarse con la vida y sus progenitores.

Padre Alas: Uno de los personajes más complejos y al que más páginas se dedica en la novela. Es la voz de las contradicciones humanas. Es el antihéroe, hereje que no cree en la Resurreción y pecador que nos muestra sus conflictos internos, su rebeldía y su humanidad. Se siente más cerca de la tierra que del cielo y padece su propia penitencia, consciente de sus pecados, pero lleno de amor. Su concepto de la iglesia y del cristianismo y sus conversaciones con otros religiosos recrean el espíritu del  Concilio Vaticano II. Sus reflexiones acerca de la condición humana son muy interesantes.

Os dejo algunas frases:

“Jaleamos a un torturado y le damos la vuelta al ruedo…”

“No necesitamos explicar ni el dolor ni la muerte porque son parte de la vida…”

“No somos seres para después de la muerte con premio o castigo incorporados”.

 “Solo se es ser para la vida”.

Peter, la mirada del observador foráneo. Busca perpetuar la autenticidad de aquel mundo en la imagen de una cámara para el estudio e investigación, pero las imágenes se han grabado no solo en la cámara sino también dentro de él : “Él era el intelectual que tenía el poder de explicar su supuesta dolencia a aquella gente sencilla, atrasada del curso del progreso de Europa más de medio siglo…Sería el psiquiatra que diagnosticaría: estáis desequilibrados…” Son muy expresivas las conclusiones sobre todo lo que ve, plasmadas en la madera (madera muda, elevada y mecida) que se eleva como símbolo de salvación para unos habitantes primitivos que adoran a sus ídolos de inertes y descuidan su versión humana.

Aquí podéis visualizar un vídeo sobre la Semana Santa de 1977.

A través de estos personajes, la novela nos propone varias reflexiones sobre el comportamiento humano, sus debilidades, sus creencias; sobre la fascinación del hombre por las historias bien contadas (“la historia más increíble jamás contada”); sobre el peso de la tradición y la apuesta inevitable por la renovación; sobre el amor y la sensualidad; sobre el conocimiento como liberador de la sumisión que ejercen los poderosos; sobre la belleza de la vida terrenal y la eternidad etérea ; sobre la necesidad humana de buscar la felicidad.

Algunas cuestiones para comentar:

-En estos tiempos que corren en los que se empiezan a cuestionar algunas de nuestras tradiciones: ¿Qué pensáis de la Semana Santa? ¿Qué visión de la Semana Santa aparece en la novela?¿Se trata de un rito trasnochado y con poco sentido en  la actualidad? ¿Es un acontecimiento que solo lo viven los creyentes?

Aquí tenéis algunos vídeos de dos procesiones que se describen en el libro:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s