Contexto histórico social de “El gran Gatsby”

Los felices años veinte.

Los “felices años veinte” es una expresión que se utiliza para designar un periodo de una década tras la Primera Guerra Mundial (1919/1920-1929/1930), aproximadamente, los años 20, en que se jazz años20produjo una inmensa agitación social, artística, etc., y un dinamismo en general en casi todas las facetas de la vida. Es la época del Art Déco, del jazz, de las primeras grandes luchas por la liberación femenina, los inicios del socialismo y del fascismo… Esta era se distinguió por una serie de invenciones de importancia duradera, un crecimiento industrial sin precedentes y por las inmensas demandas y aspiraciones de consumo que se aceleraron sin freno, así como grandes cambios en el estilo de vida.

Los Estados Unidos se convirtieron en la locomotora de la economía mundial. El modelo de vida americano fue exportado por todo el mundo.Se trataba del “American way of life” que rápidamente sedujo a los europeos, cimentado en el consumo individual de bienes (automóviles, teléfonos, electrodomésticos), impulsado cartel años20por la publicidad y sostenido por un crédito fácil y las ventas a plazos.

Los espectáculos de masas (cine, deportes, cabarets, teatro), el interés por la alta costura, las nuevas corrientes musicales (jazz, charleston, blues) se convirtieron en objetos de consumo y alimentaron a toda una industria que hasta entonces no había sido significativa (Hollywood, discográficas, moda, etc.).

mujer comduciendo 1924

La América opulenta se reveló a los ojos de todo el mundo como el paradigma de las libertades, de las posibilidades de enriquecimiento y el bienestar. Los valores que la impulsaban eran los del éxito, la iniciativa y el esfuerzo individual. Por contra la pobreza y el fracaso fueron considerados signos de pereza, falta de inteligencia, debilidad e incompetencia.

Desde una mentalidad puritana, se difundió la opinión de que el país estaba siendo corrompido por ideas y modos de vida extraños y se identificó a los inmigrantes con la ingesta de alcohol. El gobierno prohibió su consumo, fabricación y venta : La ley Seca”, fomentando con ello la creación de bandas organizadas que ejercieron el control de un floreciente contrabando y mercado negro, favoreciendo indirectamente el fenómeno de las mafias y el gansterismo .

No hay una política definida para esta época, pero si hay algo por lo que esta época es recordada en términos económicos es por la… especulación.Esta era llegó a su fin con el crash de 1929 y la subsiguiente Gran Depresión.

A estas alturas ya debemos saber que “El gran Gatsby”  trata, entre otras cosas, de la ambición, de la avaricia, del ansia de llegar a tener un tipo de vida…¿Cuál creéis que era o sigue siendo la composición del sueño americano?, ¿tiene algo que ver con que si me vecino se ha comprado un coche yo me compro uno más grande? Animaros a compartir vuestras opiniones.

Anuncios

6 comentarios en “Contexto histórico social de “El gran Gatsby”

  1. Roxana dijo:

    Hay mucho materialismo en el sueño americano, pero también tiene ese componente igualitario, ese “hacerse a sí mismo” que no está tan presente en otras sociedades más tradicionales. La riqueza de Gatsby atrae a la gente, pero también las habladurías sobre sus orígenes.

  2. Asier dijo:

    Se plasma perfectamente ese ambiente de los años 20 a través de las descripciones de las fiestas que da Gatsby, de las descripciones del ambiente, de los personajes.
    Sobre el tema del ” sueño americano” , al igual que Roxana, pienso que a parte de la avaricia del ser humano por enriquecerse, también esta la parte de superarse a si mismo, de mejorar el estado personal y material futuro sin importar el pasado.

    • Gracias por tu comentario Asier. Efectivamente “El gran Gatsby” , que retrata como ninguna novela “los felices años 20”, nos quiere hacer llegar la idea de que no importan los orígenes de cada persona, porque gracias a “ese sueño americano” puedes llegar donde te propongas.

  3. Gavilán dijo:

    La historia se repite. Los motores que mueven al mundo siguen siendo el poder y la riqueza. La ambinción es buena porque efectivamente nos ayuda a superarnos y a conseguir nuevas metas. Lo malo de la ambición pueden ser los metodos empleados para conseguir los objetivos. Cuando son objetivos de mejora personal, sin tener en cuenta la mejora social, corremos el peligro de destruir esa sociedad de la cual nos nutrimos. Las instituciones públicas deben establecer un marco jurídico que permita y estimule el desarrollo personal, pero debe velar porque no se vulneren los derechos de los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s