Estamos comentando “El Pentateuco de Isaac”

En esta segunda semana queremos fijarnos en el  título de la obra. El Pentateuco es el conjunto formado por los cinco primeros libros de la Biblia que la tradición atribuye al patriarca hebreo Moisés. Es una palabra de origen griego pénte=cinco y téukhos=rollo.  Es decir “cinco rollos” que se refiere a los estuches cilíndricos donde se guardaban enrollados los textos hebreos.  Se corresponde con los que en la tradición hebrea forman La Torá (La ley), núcleo de la religión judía. Los cinco libros que componen el Pentateuco son:  Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

Los libros del Pentateuco narran en forma más o menos ordenada la historia y las vicisitudes del pueblo de Israel. Trata sobre la elección del pueblo judío por Dios como pueblo elegido. Esta elección divina supondría para los judíos una amarga serie de desgracias.

El protagonista,  en una de las primeras páginas del libro (Carta al rabí Samuel Bendavid) dice: “Son cinco, como te acabo de decir, mis sueños realizados y cinco son los libros de Moisés que prueban de modo irrefutable que mi pueblo es el elegido de Dios y, por lo tanto, está predestinado a que se le cumplan los sueños”.

Otro aspecto a tener en cuenta a lo largo de la narración son las referencias a costumbres judías. Destacan las menciones al Sabbat (la tarde sagrada):

Pipas_calabaza“Nosotros , los judíos, comemos pipas de calabaza cuando nos sentamos a la mesa del Sabbat: las comemos lentamente y con dignidad, concentrados en nuestras conversaciones sobre las cosas de la vida. Me es difícil calcular la cantidad de información que se intercambiaba en una sola tarde del Sabbat en torno a las mesas festivas de todo Kolodetz, mientras se pelaban las pipas (…). A las pipas de calabaza algunos las llaman “periódico de los judíos

“(…) comprenderás que para nada estoy exagerando al comparar el intercambio de ideas y opiniones en la tarde del Sabbat, mientras se pelaban pipas de calabaza, con la biblioteca de Alejandría, con todos sus códices, rollos de pergamino y tablillas de escritura cuneiforme”.

También se mencionan otras tradiciones como la circuncisión, o la fiesta con motivo  del ingreso del protagonista en la mayoría de edad religiosa, llamada bar-misvá.

¿Os parece que hay relación entre  el Pentateuco bíblico y “El Pentateuco de Isaac” de Angel Wagenstein?. ¿Podéis comentarnos algún aspecto de las costumbres judías que os haya llamado la atención?.

Si quieres saber más sobre las costumbres y fiestas judías puedes consultar:

http://sefaradaragon.org/documentos/PDF/libro%20calendario%20judio.pdf

http://www.artehistoria.com/v2/contextos/8435.htm

http://aulanova.wikispaces.com/COSTUMBRES+JUD%C3%8DAS

Anuncios

3 comentarios en “Estamos comentando “El Pentateuco de Isaac”

  1. Javier H. dijo:

    El libro nos va desgranando distintas tradiciones judías, sobre todo en los dos primeros libros, reuniones familiares, etc. Me ha resultado curioso cuando Isaac se refiere a la pasión con la que los judíos se lanzan a hacer preguntas, sin que la respuesta les interese en absoluto, porque la conocen de antemano, o por lo menos eso creen; “y pobre de ti si la respuesta no es la que ellos esperan, entonces te envuelven en un alud de argumentos”. Hay otro hecho curioso, el momento del libro en el que Isaac comenta “jamás le impedirás a un judío que se desvíe del recto camino de su relato; el judío se desvía para mirar un rato un rebaño de vacas y aconsejarle algo al pastor, o te contará una anécdota, le gusta, se muere por dar consejos” y añade la explicación de por qué Yahvé creó al hombre y a la mujer, que eran judíos, sólo al final: “habrían vuelto loco al Creador con sus consejos”.

    • Muchas gracias Javier por tu comentario. Es cierto que es sobre todo en los dos primeros libros donde Isaac hace más alusión a las tradiciones judías, en parte porque recuerda su estancia en Kolodetz con su familia y amigos; ya a partir del tercer libro se centra primero en lo que supuso para su localidad primero pasar a pertenecer al régimen soviético y a continuación la invasión nazi. El autor nos sorprende con estas tradiciones, en algunos casos desconocidas para la mayoría de los lectores, y que resultan curiosas, como las dos que nos describes en tu comentario.

  2. Roxana dijo:

    La analogía con el Pentateuco bíblico tiene mucho sentido. El Pentateuco de Isaac cuenta los avatares del protagonista, entrelazando su peripecia personal con la historia de Europa.
    De las costumbres judías que aparecen en los primeros capítulos (o libros), la que más novedosa ha sido para mí es la de las pipas de calabaza, y el valor que le da como método de transmisión de información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s