Seguimos comentando “Stoner”

Stoner es una de esas novelas que cuando la lees descubres momentos que te dejan sin aliento…

¿Os ha sucedido? ¿Cuál ha sido el vuestro?

Stoner«A veces, inmerso en sus libros, le venía a la cabeza la conciencia de todo lo que no sabía, de todo lo que no había leído y la serenidad con la que trabajaba se hacía trizas cuando caía en la cuenta del poco tiempo que tenía en la vida para leer tantas cosas, para aprender todo lo que tenía que saber.»

Anuncios

2 comentarios en “Seguimos comentando “Stoner”

  1. Charo dijo:

    Han sido muchos los momentos en los que me ha impresionado. Podría citar varios, pero me decidiré por este. Página 103. “El amor a la literatura, al lenguaje, al misterio de la mente y el corazón manifestándose en la nimia, extraña e inesperada combinación de letras y palabras, en la tinta más negra y fría…el amor que había ocultado, como si fuese ilícito y peligroso, empezó a exhibirse, vacilante en un principio, luego con temeridad y finalmente con orgullo”.
    Debo decir que, al finalizar la lectura, me he dado cuenta de que en realidad no era”bastante pusilánime”, error de apreciación por mi parte. Tras finalizar el libro me ha parecido que era “bastante estoico”. Me ha gustado mucho la respuesta que dio a Lomax en la página 220, desde mi punto de vista “magistral”. Cito textualmente: “Holly, después de todos estos años creí que me conocías mejor. Siempre me ha importado un bledo lo que tú pensaras que podías darme o lo que pensaras que podías hacer por mi, o lo que sea”.
    Insisto. Un placer leer este libro.
    Gracias. Saludos.

  2. Un gran momento en “Stoner”, muchas gracias Charo por compartirlo con nosotros. Y ya que estamos en la página 103, vamos a señalar otra de esas grandes reflexiones que nos han dejado sin palabras…
    «Sentía por fin que empezaba a ser profesor, lo cual era simplemente ser un hombre a quien el libro le dice la verdad, a quien se le concede una dignidad artística que poco tiene que ver con su estupidez, debilidad o insuficiencia como persona. Era un conocimiento que no podía expresar pero le había cambiado y gracias al cual su personalidad se volvió inconfundible»

    ¡Un placer Charo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s